Te atenderá MA Global, Inc.

Market America

Isotonix® Sobres de Productos Diarios Esenciales

Vendido por Market America

$77.00 USD

Caja individual (30 unidaes)

SKU: 6496

Comprar ahora: $77.00 USD
Detalles

This item was added to your cart, and your AutoShip will be updated upon successful checkout.

Introduzca una frecuencia válida comprendida entre 7 y 365 días..

Qué hace que Isotonix® Daily Essentials Packets sea único: No existe nada más importante que cuidarse todos los días. Con el kit de productos esenciales Isotonix Daily Essentials Packets usted puede estar tranquilo de que le está proporcionando a su organismo las vitaminas, minerales y nutrientes esenciales que necesita. Gracias a los cuatro suplementos esenciales: Isotonix OPC-3®, Isotonix Multivitamin, Isotonix Activated B-Complex y Isotonix Calcium Plus se propicia una buena salud a largo plazo y una nutrición óptima. Además, si compra Isotonix Daily Essentials Packets en vez de recibir un suministro para 30 días de estos productos por separado, usted ahorras mas dinero!Preocuparse por su salud general comienza con el consumo de Isotonix OPC-3, un poderoso antioxidante que proporciona distintos beneficios para la salud asociados al bienestar y a la salud general. Isotonix OPC-3 ayuda a mantener niveles saludables de colesterol, la flexibilidad de las articulaciones, la salud cardiovascular y la circulación, y también, contribuye al funcionamiento óptimo del organismo al combatir los radicales libres de todo el cuerpo. A esto se suma Isotonix Multivitamin que contiene 100 por ciento o más del valor diario recomendado de vitaminas y minerales esenciales que complementan su dieta. Con los actuales estilos de vida veloces es importante garantizar que el cuerpo obtenga el combustible necesario. Isotonix® Multivitamin suplementa deficiencias dietarias y ayuda a mantener un funcionamiento metabólico normal. Para proveer la energía que necesita consumir durante el día, este kit incluye Isotonix Activated B-Complex que proporciona formas metabólicamente activas de distintas vitaminas y minerales. Las formas activas son importantes porque las formas tradicionales de las vitaminas B6, B12 y del ácido fólico que se encuentran en la mayoría de los otros productos del complejo B atraviesan cambios químicos para poder ser absorbidos por el cuerpo. Distintos factores que incluyen la edad y el estado nutricional pueden disminuir la habilidad corporal para activar estas vitaminas. Al proporcionar las formas metabólicamente activas de estas vitaminas en forma isotónica, puede estar seguro de que su cuerpo obtiene los nutrientes vitales que necesita, rápidamente y en forma efectiva. La deficiencia de vitamina B puede provocar fatiga y letargo, por tal motivo los suplementos de vitaminas B son excelentes como reforzadores de energía y fórmulas contra el estrés. Finalmente, Isotonix Calcium Plus proporciona un paquete potente de calcio y nutrientes complementarios que mantiene sus huesos fuertes. Mientras los suplementos de calcio en tabletas pueden ser de difícil absorción para el cuerpo, el exclusivo sistema de administración Isotonix y la inclusión de vitaminas y minerales beneficiosos que incluyen la vitamina D, hacen que Isotonix Calcium Plus sea fácilmente absorbido por el cuerpo.

Ver detalles

OUR PICKS FOR YOU


Beneficios


Prácticos sobres para llevar con los cuatro PRODUCTOS ESENCIALES favoritos de nuestros clientes.
  • Isotonix OPC-3®
    ¡El suplemento antioxidante más potente que existe actualmente en el mercado!
  • Isotonix® Multivitamina
    Para una nutrición TOTAL.
  • Isotonix® Complejo-B Activado
    ¡REFUERCE sus vitaminas del complejo B!
  • Isotonix® Calcio Plus
    Esencial para mantener la fortaleza de los huesos y la salud de dientes y encías.
Isotonix OPC-3®. El suplemento antioxidante más potente que existe actualmente en el mercado!  Proporciona una protección antioxidante completa
  • Contribuye a la salud cardiovascular y ADEMÁS:
    • Ayuda a mantener niveles saludables de colesterol y de glucosa en la sangre
    • Ayuda a mantener una circulación saludable al fortalecer los capilares, las arterias y las venas
    • Favorece la dilatación saludable de los vasos sanguíneos
  • Estimula la salud de las articulaciones
Isotonix® Multivitamina. Para una nutrición TOTAL.
  • Contiene un 100 % o más de la dosis diaria recomendada de vitaminas y sales minerales esenciales.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Suple las deficiencias en la alimentación
Isotonix® Calcio Plus. Esencial para mantener la fortaleza de los huesos y la salud de dientes y encías.
  • Favorece la salud del sistema óseo
  • Favorece la producción normal de hormonas y enzimas
  • Contribuye a la salud cardiovascular
Isotonix® Complejo-B Activado. REFUERCE SUS VITAMINAS DEL COMPLEJO B con nuestras formas activas de las vitaminas B6 y B12, y del ácido fólico
  • Aumenta y estimula la producción óptima de energía
  • Favorece la salud del sistema nervioso, de la médula ósea y del tracto intestinal
  • Contribuye a la salud cardiovascular
  • Mantiene niveles saludables de serotonina, lo que reduce el estrés y mejora el estado de ánimo
Sin gluten; vegetariano; presentación líquida; liberación isotónica; Pycnogenol®

¿Por qué elegir los Sobres de Productos Esenciales de Isotonix?


¿Por qué elegir los Sobres de Productos Esenciales de Isotonix?

No hay nada más importante que el cuidado diario de nuestra salud. Con los Sobres de Productos Esenciales de Isotonix usted se asegura de proporcionarle a su organismo las vitaminas, minerales y nutrientes esenciales que necesita. Gracias a la combinación de los cuatro suplementos esenciales —Isotonix OPC-3, Isotonix Multivitamina, Isotonix Complejo-B Activado e Isotonix Calcio Plus— en una práctica dosis, se estimula la salud y la nutrición óptima a largo plazo. Además, usted ahorra dinero al comprar los Sobres de Productos Esenciales de Isotonix en vez de comprar el suministro para 30 días de los mismos productos por separado.

El cuidado general de su salud comienza con Isotonix OPC-3, un potente antioxidante que proporciona varios beneficios para la salud y el bienestar general. Isotonix OPC-3 ayuda a mantener niveles saludables de colesterol, flexibilidad en las articulaciones, salud cardiovascular y una sana circulación, y contribuye al funcionamiento óptimo del organismo al combatir los radicales libres. También contiene Isotonix Multivitamina, con un cien por ciento o más de la dosis diaria de vitaminas y sales minerales esenciales para complementar su dieta. Debido al ritmo acelerado de los estilos de vida de hoy es importante asegurarse de que el organismo reciba la energía que necesita. Isotonix® Multivitamina cubre las deficiencias en la alimentación y ayuda a mantener un funcionamiento metabólico normal. Para suministrar la energía que usted necesita consumir durante el día, cada sobre contiene Isotonix Complejo-B Activado, que proporciona formas metabólicamente activas de varias vitaminas y minerales. Las formas activas son importantes porque las formas tradicionales de las vitaminas B6, B12 y del ácido fólico que se encuentran en la mayoría de los otros productos del complejo B deben someterse a transformaciones químicas para que puedan ser absorbidas por el organismo. Varios factores como la edad y la condición nutricional pueden reducir la capacidad del organismo para activar estas vitaminas. Al consumir las formas metabólicamente activas de estas vitaminas en forma isotónica, usted puede estar seguro de que su organismo recibirá de forma rápida y eficaz los nutrientes esenciales que necesita. La falta de vitamina B puede provocar fatiga y letargo, razón por la que los suplementos de vitaminas del complejo B son excelentes para reforzar la energía y combatir el estrés.* Por último, Isotonix Calcio Plus, que proporciona la cantidad necesaria de calcio y nutrientes complementarios para mantener la fortaleza de los huesos. Los suplementos de calcio en comprimidos pueden ser de difícil absorción en el organismo, mientras que el exclusivo sistema de liberación de Isotonix y la inclusión de vitaminas y minerales beneficiosos, entre los que se encuentra la vitamina D, hacen que el organismo absorba fácilmente el calcio de Isotonix Calcio Plus.

Ingredientes


Isotonix OPC-3®

Extracto de semilla de uva: 25 mg

El extracto de semilla de uva, por lo general, se obtiene de las semillas de uvas rojas (en lugar de blancas), que tienen un alto contenido de los compuestos llamados proantocianidinas oligoméricas (OPC, por sus siglas en inglés). El extracto de semillas de uva es muy rico en polifenoles, compuestos de elevada actividad antioxidante, Se ha descubierto que el extracto de semillas de uva mantiene niveles saludables de colesterol.*

Extracto de vino tinto: 25 mg

El extracto de vino tinto es un eficaz antioxidante. Este extracto se encuentra en las raíces, las semillas y los tallos de las parras y, en mayor concentración, en los hollejos de la uva. Las propiedades antioxidantes del extracto de vino tinto son beneficiosas para la salud cardiovascular, ya que contribuyen al fortalecimiento de los capilares, las arterias y las venas.*

A finales de la década de los 90, los científicos advirtieron un fenómeno entre los franceses. Había muy bajos índices de problemas cardiovasculares en las provincias en las que los habitantes sistemáticamente consumían alimentos con un alto nivel de grasas y bebían vino tinto. Los científicos concluyeron que durante años las propiedades protectoras del vino tinto han ayudado a los franceses a mantener la salud cardiovascular por años y estudios científicos posteriores han demostrado además que las OPC que se encuentran en el vino tinto son especialmente beneficiosas para proteger el corazón y los vasos sanguíneos.*

Extracto de corteza de pino (Pycnogenol®): 25 mg

El Pycnogenol es un extracto vegetal natural de corteza del pino marítimo que crece únicamente en la costa suroeste de Francia, en Les Landes de Gascogne. Este medio ambiente natural e impoluto es la fuente exclusiva de corteza de pino. Pycnogenol es uno de los ingredientes más estudiados en el mercado de los productos naturales. Los estudios publicados han demostrado la amplia gama de efectos beneficiosos de Pycnogenol en el organismo. El extracto de corteza de pino es una combinación natural de procianidinas, bioflavonoides y ácidos orgánicos.

El extracto tiene tres propiedades básicas: es un poderoso antioxidante, se combina de manera selectiva con el colágeno y la elastina y promueve la producción normal de óxido nítrico endotelial, lo que favorece una dilatación normal de los vasos sanguíneos.*

El Pycnogenol, uno de los más poderosos eliminadores naturales de radicales libres, combate numerosos radicales libres agresivos antes de que causen un estrés oxidativo en los órganos vitales. Su acción superoxidante ayuda a mantener una saludable actividad plaquetaria y niveles saludables de glucosa en sangre, alivia los cólicos menstruales leves y los dolores abdominales, ayuda a mantener la flexibilidad de las articulaciones, favorece la salud cardiovascular, contribuye a la calidad del esperma, ayuda a mantener niveles saludables de colesterol y propicia un cutis sano.*

Extracto de arándano: 25 mg

El extracto de arándano se obtiene de las hojas y del fruto del arándano, un arbusto europeo muy similar al arándano azul. Los extractos de las bayas maduras contienen pigmentos de flavonoides conocidos como antocianinas, que son antioxidantes muy eficaces. Los estudios científicos corroboran que el extracto de arándano contribuye a la salud de la vista y de la circulación venosa. Ayuda a mantener una circulación saludable al fortalecer los capilares, las arterias y las venas.*

Extractos cítricos (bioflavonoides): 25 mg

Los bioflavonoides son antioxidantes que se encuentran en ciertas plantas y actúan como filtros de la luz, lo cual protege las delicadas cadenas de ADN y otras macromoléculas importantes mediante la absorción de la radiación ultravioleta. Se ha observado que estimulan la salud cardiovascular y que ayudan a mantener una circulación saludable al fortalecer los capilares, las arterias y las venas. Se ha observado que estimulan la salud cardiovascular y que ayudan a mantener una circulación saludable al fortalecer los capilares, las arterias y las venas.*

Isotonix® Multivitamina con Hierro

Vitamina A (betacaroteno/precursor de la vitamina A): 10,000 UI

La vitamina A es una vitamina liposoluble. Entre las fuentes de vitamina A se encuentran las vísceras (hígado y riñón), la yema de huevo, la mantequilla, el jugo de zanahoria, el calabacín, la batata, las espinacas, el durazno, los productos lácteos fortificados y el aceite de hígado de bacalao. La vitamina A también forma parte de una familia de compuestos como retinol, retinal y betacaroteno. El betacaroteno, también conocido como provitamina A, puede convertirse en vitamina A cuando se necesitan cantidades adicionales. Todos los tejidos necesitan vitamina A para el crecimiento y reparación en general. La vitamina A favorece una buena visión nocturna, contribuye al crecimiento óseo normal y mantiene una defensa antioxidante y un sistema inmunitario saludable.*

Vitamina C (ácido ascórbico): 150 mg

La vitamina C se encuentra en los pimientos (dulces, verdes, rojos y picantes rojos y verdes), frutas cítricas, col de Bruselas, coliflor, col, col rizada, berzas, hojas de mostaza, brócoli, espinaca, guayaba, kiwi, grosellas y fresas. Los frutos secos y los cereales contienen pequeñas cantidades de vitamina C. Es importante tener en cuenta que la cocción destruye la actividad de la vitamina C.

La vitamina C es importante para mantener el sistema inmunitario saludable, favorecer la buena salud cardiovascular, ayudar a mantener niveles saludables de colesterol y proporcionar una defensa antioxidante. El organismo no produce vitamina C por sí mismo, ni la almacena; por lo tanto, se debe incorporar a través de la alimentación y los suplementos.*

Tiamina (vitamina B1): 2.6 mg

La tiamina desempeña un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y en el funcionamiento del sistema nervioso. Es necesaria para la salud del sistema nervioso y contribuye a la producción del neurotransmisor acetilcolina y del ácido gamma-aminobutírico (GABA). Se utiliza en la producción de ácido clorhídrico y por lo tanto desempeña un papel en el proceso de digestión, aumenta la energía y favorece la claridad mental.*

Ácido pantoténico (vitamina B5): 20 mg

El ácido pantoténico (B5) es el agente de conversión de colina en acetilcolina, que favorece la correcta actividad de los neurotransmisores en el cerebro. El ácido pantoténico se conoce también como la vitamina antiestrés ya que desintoxica el tejido cerebral, ayuda a aliviar el estrés emocional y físico y desempeña un papel muy importante en la secreción normal de las hormonas.*

Niacina (vitamina B3): 40 mg

La niacina, que es parte del complejo vitamínico B, es una vitamina hidrosoluble necesaria en muchos aspectos de la salud, el crecimiento y la reproducción. Es parte del complejo vitamínico B. Favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo, la piel y los nervios, y también es importante para la conversión de los alimentos en energía. La niacina (también conocida como vitamina B3) se encuentra en los productos lácteos y en aves, pescado, carnes magras, frutos secos y huevos, así como en legumbres, panes enriquecidos y cereales.*

Vitamina B12 (meticobalamina): 75 µg

La vitamina B12 se encuentra naturalmente en carnes (hígado, carne de res o de cerdo), huevos, leche entera, queso, pan integral de trigo y pescado. La vitamina B12 se encuentra solo en productos animales y en pequeñas cantidades en productos derivados de soya fermentada como el miso y el tempeh, así como en el maní. Para un vegetariano es esencial consumir suplementos de vitamina B12 para mantener la salud en óptimo estado. La vitamina B12 se almacena en el hígado y en otros tejidos para ser utilizada posteriormente. La cianocobalamina, que es la forma sintética de la vitamina B12, no es de origen vegetal ni animal y es esencial para el mantenimiento de la actividad normal de las células, especialmente las del sistema nervioso (ya que protege la envoltura de las células nerviosas) y las de la médula ósea y del tracto intestinal. Estos son los tejidos que muestran primero los signos de reducción drástica de vitamina B12. La vitamina B12 es responsable de mantener la energía a un nivel óptimo ya que desempeña un papel importante en el ciclo de energía de Krebs. También es un fabuloso ingrediente antienvejecimiento y ayuda a aumentar la concentración.*

Folato, como sodio (6S)-5-metiltetrahidrofólico: 216 µg

El ácido fólico se encuentra principalmente en frutas y verduras. Sus mejores fuentes son las hortalizas de hoja verde, las naranjas, el jugo de naranja, las legumbres y los guisantes, así como la levadura de cerveza, que proporciona vitaminas adicionales del complejo B. El ácido fólico desempeña un papel importante al aumentar los beneficios de los suplementos de vitamina B12. Estas dos vitaminas B actúan conjuntamente para mantener niveles normales de glóbulos rojos. El ácido fólico ayuda en la utilización normal de aminoácidos y proteínas y también favorece la construcción normal del material para la síntesis de ADN y ARN. Estudios científicos han indicado que cuando trabaja en conjunto con el ácido fólico, la vitamina B12 favorece la buena salud de los sistemas cardiovascular y nervioso.*

Riboflavina-5-fosfato (Vitamina B2): 3 mg

La vitamina B2 se encuentra en el hígado, los productos lácteos, las verduras de hoja verde y algunos tipos de mariscos, y funciona como una coenzima cuando trabaja con otras vitaminas B. Favorece la buena condición sanguínea y es un apoyo para el sistema nervioso y el crecimiento normal. Contribuye a tener piel y uñas saludables, al crecimiento del cabello y a mantener saludable la tiroides. Como parte de la cadena de transporte de electrones, la vitamina B2 cumple una función esencial en la conversión de los alimentos en energía al aumentar la producción de energía celular a nivel microscópico. La vitamina B2 ayuda en la degradación de las grasas a la vez que funciona como cofactor o asistente en la activación de la vitamina B6 y el ácido fólico. Esta vitamina B2 es hidrosoluble y el organismo solo puede almacenarla en cantidades insignificantes, por lo que es necesario reponerla diariamente. En ciertas condiciones, la vitamina B2 puede actuar como antioxidante. Las coenzimas de la riboflavina también son importantes para la transformación de la vitamina B6 y del ácido fólico en sus formas activas y para la conversión del triptófano en niacina.*

Piridoxina HCl (vitamina B6): 4 mg

Las aves, el pescado, los cereales integrales y los bananas son las fuentes principales de vitamina B6. La vitamina B6 es un cofactor necesario para el metabolismo de las proteínas y los aminoácidos y ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos. También contribuye a mantener sanos los glóbulos rojos y blancos. La vitamina B6 es necesaria para la síntesis de la hemoglobina. Forma parte de la síntesis de los neurotransmisores en el cerebro y en las células nerviosas periféricas; se ha recomendado como nutriente para mejorar las funciones mentales, especialmente el estado de ánimo, y contribuye a la conducción nerviosa normal. Algunos suplementos deportivos contienen vitamina B6 porque estimula la conversión de glucógeno en glucosa, lo que genera energía en el tejido muscular. La vitamina B6 en conjunción con el ácido fólico ha demostrado ayudar a mantener niveles plasmáticos normales de homocisteína, lo que propicia una salud cardiovascular óptima. La vitamina B6 debe administrarse como parte de un complejo de otras vitaminas B para obtener mejores resultados.*

Vitamina D3 (colecalciferol): 1000 UI

La exposición constante al sol es la forma principal en que la mayoría de las personas obtienen la vitamina D. Las fuentes de alimentos de la vitamina D son la leche fortificada con vitamina D (100 IU por taza), el aceite de hígado de bacalao y los pescados grasos como el salmón. También se encuentra en pequeñas cantidades en la yema de huevo y el hígado. La vitamina D favorece la absorción de calcio y fósforo, y contribuye a la producción de varias proteínas que participan en la absorción y almacenamiento del calcio. La vitamina D actúa conjuntamente con el calcio para fortalecer los huesos. Facilita el transporte activo de calcio desde los osteoblastos hacia el fluido extracelular y los riñones; ayuda a la absorción de fosfato y calcio a través de los túbulos renales. La vitamina D también contribuye a la absorción normal de calcio dietético y la captación de fosfato en el epitelio intestinal. Favorece el crecimiento normal y la reparación de los tejidos y mantiene en general la buena salud de la piel.*

Vitamina E (succinato de d-α-tocoferol): 66 UI

Las fuentes más importantes de vitamina E son los aceites vegetales, la margarina, los frutos secos, las semillas, el aguacate y el germen de trigo. El aceite de cárcamo contiene grandes cantidades de vitamina E (unos dos tercios de la dosis diaria recomendada en ¼ de taza), y también se encuentra en cantidades muy pequeñas en los aceites de maíz y de soya. La vitamina E es, en realidad, una familia de compuestos relacionados llamados tocoferoles y tocotrienoles. La vitamina E está disponible en forma natural o sintética. En la mayoría de los casos, las formas naturales y sintéticas son idénticas salvo que la forma natural de la vitamina E presenta una mejor absorción y retención en el organismo. La forma natural del alfa-tocoferol es conocida como d-alfa-tocoferol (La forma natural se encuentra en Isotonix® Multivitamina). La forma sintética “dl-” se encuentra más comúnmente en los suplementos dietéticos. Es probable que las personas que controlan la ingesta de grasas (situación bastante común en el mundo de las dietas) consuman una cantidad insuficiente de vitamina E debido a una alimentación escasa en alimentos con alto contenido en grasa.*

El principal beneficio de la vitamina E suplementaria para la salud se deriva de su actividad antioxidante, que refuerza el sistema inmunitario. También favorece la cicatrización y ayuda a mantener la salud cardiovascular. La vitamina E es uno de los antioxidantes liposolubles más eficaces en el organismo, y Protege las membranas celulares contra el daño causado por los radicales libres.*

Calcio (lactato, fosfato): 53.8 mg

El calcio se encuentra en la leche, el queso, el yogur, las tortillas de maíz, el repollo chino, la col rizada y el brócoli. El calcio es un mineral esencial con una amplia gama de funciones biológicas. El calcio se encuentra en los huesos, principalmente en forma de hidroxiapatita: Ca10(PO4)6(OH)2. La hidroxiapatita constituye aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto tiene una necesidad estructural de calcio, y también lo almacena. Además de ser un componente fundamental de los huesos y los dientes, el calcio favorece la contracción de los músculos, la conducción nerviosa, la salud cardiovascular y la producción de energía, y ayuda a mantener la salud del sistema inmunitario.*

Es necesario que la ingesta diaria de calcio sea suficiente para mantener la densidad de los huesos y la salud dental y ósea. El calcio demostró reducir los síntomas del síndrome premenstrual en las mujeres. Cuando el organismo no recibe la cantidad diaria de calcio que necesita, lo extrae de los huesos; esto los debilita y ocasiona osteoporosis. La osteoporosis es la debilitación de los huesos típica del envejecimiento, lo que aumenta el riesgo de fracturas de cadera, costillas, pelvis y otros huesos débiles. Otra causa es la postura encorvada que asociada con la edad avanzada y es causada por una acumulación de pequeñas fracturas en las vértebras.*

La HPT (hormona paratiroidea) regula la cantidad de calcio en la sangre. Se ha encontrado una relación entre los niveles elevados de calcio y la salud cardiovascular de las mujeres posmenopáusicas, y también con el mantenimiento del colesterol a niveles normales. Los niveles bajos de calcio están relacionados con una disminución de la densidad ósea y con la osteoporosis.*

Cromo (nicotinato): 120 µg

El cromo se encuentra en su forma natural en algunos cereales, carnes, aves, levadura de cerveza, brócoli, ciruelas pasas, hongos, pescados y cerveza. El cromo es un oligoelemento esencial que facilita el metabolismo normal de la glucosa y la regulación de los niveles de insulina, y ayuda a mantener niveles saludables de colesterol y otras grasas en la sangre. El cromo se combina para formar el llamado factor de tolerancia a la glucosa (FTG), que promueve la actividad normal de la insulina en la regulación de los niveles de azúcar en la sangre. Se ha demostrado que el cromo ayuda a reducir la grasa corporal en general, a controlar el hambre y a suprimir el apetito. Mucha gente en la industria del control del peso considera el cromo un mineral integral para ese propósito. El cromo también puede contribuir al aumento de la masa corporal y muscular sin grasa.*

Cobre (gluconato): 100 µg

Las fuentes más ricas de cobre se encuentran en las vísceras y en mariscos, frutos secos, semillas, cereales de salvado de trigo, productos de grano integral y productos con cacao. El cobre puede tener algunas propiedades antioxidantes y es un componente de las enzimas en el metabolismo del hierro. Es un oligoelemento esencial. El cobre es necesario en el desarrollo normal de los bebés y en transporte de hierro, solidez ósea, metabolismo de colesterol, contractilidad del miocardio, metabolismo de la glucosa, desarrollo cerebral y funciones inmunitarias.*

Yodo (yoduro de potasio): 150 µg

El yodo se encuentra en la mayoría de los mariscos y en la sal yodada. Es un componente necesario de las hormonas tiroideas y ayuda a regular y mantener el funcionamiento adecuado del metabolismo.*

Magnesio (carbonato): 25 mg

Los alimentos ricos en magnesio incluyen los cereales integrales, los frutos secos y las verduras de hoja verde. Las hortalizas de hoja verde son fuentes excelentes de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, el almidón y la leche lo contienen en menor cantidad. El contenido de magnesio en alimentos refinados y procesados es bajo en general. Se calcula que el consumo promedio diario de magnesio en varones de nueve años y mayores en los EE. UU. es de aproximadamente 323 miligramos; en el caso de las niñas de nueve años y mayores es de alrededor de 228 miligramos.

El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y es necesario para el metabolismo de potasio y calcio en los adultos. Ayuda a mantener niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También es importante para la movilización de calcio, ya que lo transporta hacia el interior de la célula para una mayor utilización. Juega un papel fundamental en el funcionamiento del tejido nervioso y muscular. El magnesio es necesario para la síntesis de todas las proteínas, los ácidos nucleicos, los nucleótidos, el monofosfato de adenosina cíclico, los lípidos y los carbohidratos.*

También es necesario para la liberación de energía y facilita la regulación de la temperatura corporal y la función adecuada del sistema nervioso; además, ayuda a reducir el estrés y favorece el metabolismo. Actúa conjuntamente con el calcio en la regulación del corazón y de la presión arterial. En gran medida, el organismo también necesita magnesio para construir huesos y dientes saludables y propiciar el desarrollo normal de los músculos. Junto con el calcio y la vitamina D, el magnesio ayuda a mantener sólidos los huesos. También contribuye a la salud cardiovascular ya que favorece la actividad plaquetaria y ayuda a mantener niveles normales de colesterol.*

Manganeso (gluconato): 2 mg

El manganeso es un mineral que se encuentra en grandes cantidades tanto en los animales como en las plantas. Entra las fuentes alimenticias más importantes de manganeso están los cereales integrales, los frutos secos, las hortalizas de hoja verde y los tés. El manganeso se concentra en el salvado de los cereales, el cual normalmente se extrae durante el procesamiento. Hay varias formas de suplementos de manganeso, entre ellas: gluconato de manganeso, sulfato de manganeso, ascorbato de manganeso y aminoácido quelato de manganeso.

Solo cantidades mínimas de este elemento se encuentran en tejido humano. El manganeso se almacena predominantemente en huesos, hígado, riñones y páncreas. El manganeso contribuye a la formación normal del tejido conectivo, los huesos y los factores de coagulación sanguínea. Favorece el metabolismo de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación de azúcar en sangre El manganeso también participa en las funciones cerebrales y nerviosas.*

Potasio (bicarbonato): 108 mg

Los alimentos ricos en potasio son las verduras y las frutas frescas como la banana, las naranjas, el melón, el aguacate, las espinacas crudas, la col y el apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos. Además, participa en una gran variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos, tales como los impulsos nerviosos, las contracciones de los músculos cardíacos, estriados y lisos, la producción de energía y la síntesis de los ácidos nucleicos, además de ayudar a mantener la presión arterial a niveles normales y la tonicidad intracelular. El potasio estimula la relajación muscular y la emisión de insulina. Favorece también la síntesis del glucógeno y las proteínas, y es un electrolito que ayuda a mantener un adecuado ritmo cardíaco. El potasio es importante en la liberación de energía de las proteínas, grasas y carbohidratos durante el metabolismo.*

El potasio también ayuda a regular el balance de agua y ayuda a las facultades de recuperación, la eliminación de las heces, la cicatrización y el bienestar general. El potasio se almacena en los músculos.*

Selenio (aminoácido quelato): 55 µg

Las mejores fuentes de selenio incluyen los frutos secos, los cereales integrales, el arroz integral, el germen de trigo y los mariscos. En el organismo el selenio funciona como parte de una enzima antioxidante llamada glutatión peroxidasa, y también favorece el crecimiento normal y el uso adecuado de yodo en el funcionamiento de la tiroides. El selenio también refuerza el efecto antioxidante de la vitamina E y muchas veces se agrega a los suplementos de vitamina E. Como parte del antioxidante glutatión peroxidasa, el selenio desempeña un papel directo en la capacidad del organismo para proteger las células contra los daños producidos por los radicales libres.*

Silicio (dióxido): 2 mg

Las fuentes más ricas de silicio son los cereales, incluidos los integrales, con alto contenido de fibra. La mayor parte del silicio del organismo se encuentra en los tejidos conectivos, en los huesos, los tendones, la tráquea, la aorta, la piel, el cabello y las uñas.

Zinc (lactato): 7.5 mg

El zinc se encuentra en gran medida en los cereales fortificados, las carnes rojas, los huevos, las aves y ciertos mariscos como las ostras. Es un componente de numerosas enzimas y proteínas, y también participa en la regulación de la expresión génica. El zinc es un oligoelemento esencial que refuerza las reacciones de aproximadamente 300 enzimas diferentes, por lo que forma parte de casi todas las vías bioquímicas y los procesos fisiológicos. Más del 90 por ciento del zinc del organismo se almacena en los huesos y los músculos, pero también se encuentra prácticamente en todos los demás tejidos. Se ha afirmado que el zinc es beneficioso para el sistema inmunitario, la cicatrización, y la salud de la glándula prostática y del esperma. Dado que el zinc participa en una gran cantidad de procesos enzimáticos, se ha comprobado que contribuye a una amplia variedad de funciones como la digestión, la producción de energía, el crecimiento, la reparación celular, la síntesis del colágeno, el fortalecimiento de los huesos, la función cognitiva y el metabolismo de los carbohidratos.*

Biotina (vitamina B7): 300 µg

La biotina se encuentra en la yema de los huevos, el maní, el hígado de res, la leche (10 µg/taza), los cereales, las almendras y la levadura de cerveza. Se usa para el crecimiento saludable de las células, la producción de ácidos grasos, el metabolismo de grasas y aminoácidos, y también participa en el ciclo del ácido cítrico, que es el proceso en el cual se genera energía bioquímica durante la respiración aeróbica. La biotina no solo ayuda en varias conversiones químicas metabólicas, sino que también contribuye a transferir el dióxido de carbono y a mantener estable la concentración de azúcar en la sangre. La biotina se recomienda con frecuencia para el fortalecimiento de las uñas y del cabello.

Isotonix® Complejo B Activado

Metilcobalamina (vitamina B12), 120 µg:

La vitamina B12 (cobalamina) es un producto bacteriano que se encuentra en forma natural en productos de origen animal, especialmente en las vísceras como el hígado, y en pequeñas cantidades en el maní y los productos de soya fermentados como el miso y el tempeh. Para un vegetariano es esencial consumir suplementos de vitamina B12 para mantener la salud en óptimo estado. La vitamina B12 se almacena en el hígado y en otros tejidos para ser utilizada posteriormente. Ayuda al mantenimiento de las células, especialmente las del sistema nervioso, de la médula ósea y del tracto intestinal. La vitamina B12 es necesaria para el metabolismo de la homocisteína (un aminoácido que se produce en el organismo). Es importante mantener niveles normales de homocisteína para mantener la buena salud cardiovascular. Una deficiencia de ácido fólico, piridoxina (B6) o cobalamina (B12) puede elevar el nivel de homocisteína. El folato y la vitamina B12, en sus formas de coenzimas activas, son necesarios como cofactores para la transformación de la homocisteína en metionina, y ayudan de esta manera a mantener niveles saludables de homocisteína en la sangre.*

La metilcobalamina es una de las formas naturales de la vitamina B12 que se encuentran en el organismo. El hígado debe transformar la cianocobalamina —la forma de B12 más comúnmente usada en los suplementos— en metilcobalamina antes de que el organismo pueda usarla apropiadamente; la metilcobalamina es más eficaz que las formas no activas de la vitamina B12. La metilcobalamina también ayuda a la formación de SAMe (S-adenosilmetionina), un nutriente con propiedades muy eficaces para mejorar el estado de ánimo.*

Folato, como ácido (6S)-5-metiltetrahidrofólico, sal glucosamina, Quatrefolic®: 432 µg

El ácido fólico se encuentra principalmente en frutas y verduras. Sus mejores fuentes son las hortalizas de hoja verde, las naranjas, el jugo de naranja, las legumbres, los guisantes y la levadura de cerveza. El ácido fólico cumple la importante función de maximizar los beneficios de los suplementos de vitamina B12. Estas dos vitaminas B actúan conjuntamente para mantener niveles normales de glóbulos rojos. El ácido fólico contribuye a la utilización de los aminoácidos y las proteínas y a la producción del material para la síntesis del ADN y el ARN, que es necesaria para todas las funciones del organismo. Los estudios científicos han demostrado que cuando actúa en conjunto con el ácido fólico, la vitamina B12 puede ayudar a mantener niveles normales de homocisteína, lo que contribuye a la salud de los sistemas cardiovascular y nervioso.*

El ácido fólico (folato) debe atravesar por una serie de conversiones químicas antes de volverse metabólicamente activo para ser utilizado eficazmente. El ácido folínico es el derivado metabólicamente activo y altamente biodisponible del ácido fólico. No requiere de la acción de la enzima reductasa dihidrofolinato para hacerse activo, por lo que no es afectado por las sustancias y las hierbas que inhiben esta enzima. La inhibición de esta enzima puede producir una deficiencia del ácido fólico. Algunas personas tienen una variación genética (en el gen MTHFR) que reduce la cantidad de ácido fólico activado en el organismo. Esta variación genética no produce un efecto adverso en el ácido folínico, a diferencia del ácido fólico.*

Quatrefolic® es sal glucosamina de (6S)-5-metiltetrahidrofolato, la forma de folato más activa, ya que es estructuralmente análoga a la forma reducida y activa del ácido fólico. Dado que esta forma está presente de forma natural en el organismo, presenta mayor biodisponibilidad por su acción biológica sin necesidad de que este la metabolice. Este ingrediente patentado también ofrece mayor estabilidad y solubilidad en agua, lo cual es ideal para Isotonix.*

Riboflavina-5-fosfato (vitamina B2): 3 mg

La vitamina B2 se encuentra en el hígado, los productos lácteos, las verduras de hoja verde y algunos tipos de mariscos, La vitamina B2 funciona como una coenzima cuando trabaja con otras vitaminas B, Estimula la formación de glóbulos rojos y es beneficiosa para el sistema nervioso, la respiración, la producción de anticuerpos y el crecimiento. Favorece la salud de la piel y las uñas, el crecimiento del cabello y ayuda a regular la actividad normal de la tiroides (una tiroides saludable es esencial para mantener un peso saludable, entre otras cosas). Como parte de la cadena de transporte de electrones, la vitamina B2 cumple una función esencial en la conversión de los alimentos en energía al aumentar la producción de energía celular a nivel microscópico. La riboflavina es beneficiosa en el embarazo y la lactancia y también para los atletas quienes requieren muchas calorías. La vitamina B2 también ayuda en la degradación de las grasas. La vitamina B2 es hidrosoluble y el organismo no puede almacenarla, salvo en cantidades insignificantes, por lo que se la debe reponer diariamente.*

Piridoxal-5-fosfato (vitamina B6): 6 mg

Las aves, el pescado, los cereales integrales y los bananas son las fuentes principales de vitamina B6. La vitamina B6 es un cofactor necesario para el metabolismo de las proteínas y los aminoácidos y ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos. También contribuye a conservar sanos los glóbulos rojos y blancos, lo que mantiene saludable nuestro organismo. La vitamina B6 es necesaria para la síntesis de hemoglobina (la porción de proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a todo el organismo). Por participar en la síntesis de neurotransmisores en el cerebro y las células nerviosas, la vitamina B6 se recomienda como un nutriente que mejora las funciones mentales, específicamente el estado de ánimo. Los suplementos deportivos contienen en muchos casos vitamina B6 porque estimula la conversión de glucógeno en glucosa, lo que genera energía en el tejido muscular. La vitamina B6 en conjunción con el ácido fólico ha demostrado ayudar a mantener niveles plasmáticos normales de homocisteína, lo que propicia una salud cardiovascular óptima. La vitamina B6 debe administrarse como parte de un complejo de otras vitaminas B para obtener mejores resultados.

Magnesio (carbonato): 40 mg

Los alimentos ricos en magnesio incluyen los cereales integrales, los frutos secos y las verduras de hoja verde. Las hortalizas de hoja verde son fuentes excelentes de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, las féculas, la leche y los alimentos refinados y procesados contienen bajas cantidades de magnesio. Estudios recientes muestran que la alimentación de muchos estadounidenses carece de la cantidad suficiente de magnesio.*

El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y estimula el metabolismo normal del potasio y del calcio en los adultos. Ayuda a mantener niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También favorece el transporte de calcio dentro de la célula para su utilización. El magnesio juega un papel fundamental en el funcionamiento del tejido muscular y nervioso y en la síntesis de todas las proteínas, ácidos nucleicos, nucleótidos, grasas y carbohidratos. El magnesio ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento combatiendo el estrés oxidativo.*

El magnesio es necesario para liberar la energía de los alimentos durante el metabolismo, para regular la temperatura del organismo, para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y para ayudar al organismo a manejar el estrés. En gran medida, el organismo también necesita magnesio para construir huesos y dientes saludables, y para la evolución normal de los músculos. Junto con el calcio y la vitamina D, el magnesio ayuda a mantener sólidos los huesos. El magnesio, cuando es combinado con el calcio, ayuda a fortalecer el músculo cardíaco al mantener un ritmo cardíaco normal y favorecer la presión arterial normal.*

Potasio (bicarbonato): 94 mg

El potasio es un electrolito que se almacena en los músculos. Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran la banana, la naranja, el melón, el aguacate, la espinaca cruda, el repollo y el apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos en el organismo. Además, participa en una gran variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos, tales como los impulsos nerviosos, las contracciones de los músculos cardíacos, estriados y lisos, la producción de energía y la síntesis de los ácidos nucleicos, además de ayudar a mantener la presión arterial a niveles normales.*

En 1928, se sugirió por primera vez que las altas ingestas de potasio podían ayudar a mantener la salud cardiovascular. El potasio estimula la relajación muscular y la emisión de insulina. Favorece también la síntesis del glucógeno y las proteínas, y es un electrolito que contribuye a mantener un ritmo cardíaco normal. El potasio es importante en la liberación de energía de las proteínas, las grasas y los carbohidratos durante el metabolismo. El potasio ayuda a regular el equilibrio del agua, la recuperación después del ejercicio y la eliminación de desechos. El sodio y el potasio son dos de los iones más importantes para mantener el equilibrio homeostático de los líquidos del organismo.*

Tiamina HCl (vitamina B1): 2 mg

La tiamina promueve el metabolismo normal de los carbohidratos y del sistema nervioso. Es necesaria para mantener un sistema nervioso sano, y estimula la producción de ciertos neurotransmisores que cumplen un papel importante en la función muscular. Favorece el proceso digestivo, aumenta la energía y ayuda a promover la claridad mental.*

D-pantotenato de calcio (vitamina B5): 20 mg

El ácido pantoténico (B5) promueve la actividad normal de los neurotransmisores del cerebro. El ácido pantoténico se conoce también como la vitamina antiestrés ya que ayuda a aliviar el estrés emocional y físico, y a que estimula la secreción de hormonas para tener una salud óptima.*

Niacinamida (vitamina B3): 20 mg

La niacina, que es parte del complejo vitamínico B, es una vitamina hidrosoluble necesaria en muchos aspectos de la salud, el crecimiento y la reproducción. Favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo, la piel y los nervios, y también es importante para la conversión de los alimentos en energía. La niacina se encuentra en los productos lácteos, las aves, el pescado, las carnes magras, las nueces, los huevos, las legumbres, así como también en los panes y los cereales enriquecidos.*

Biotina (vitamina B7): 300 µg

La biotina se puede encontrar en la yema de huevo, los cacahuetes, el hígado de res, la leche, los cereales, las almendras y la levadura de cerveza. La biotina favorece el crecimiento saludable de las células, la producción de ácidos grasos y el metabolismo de grasas y aminoácidos, y participa en el ciclo del ácido cítrico que es el proceso en el que se genera energía durante el ejercicio. y ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Suele recomendarse la biotina para el fortalecimiento de las uñas y del cabello.*

Estos 10 ingredientes, combinados con el superior proceso de liberación de Isotonix®, crean un paquete de vitamina B superior al resto de los que ofrecen los competidores. Isotonix Complejo B Activado proporciona todo el complejo de vitaminas B junto con minerales y electrolitos selectos que ayudan a aumentar la energía, disminuir el estrés, mejorar el ánimo y mucho más. Las formas activadas de estas vitaminas selectas garantizan su máxima utilización en el organismo para obtener resultados óptimos.*

Isotonix® Calcio Plus

Calcio (carbonato, lactato, fosfato, sulfato, citrato): 750 mg

La mayor concentración de calcio se encuentra en la leche. Otros alimentos ricos en calcio son las verduras como por ejemplo el repollo, las coles chinas, las hojas de mostaza, el brócoli, el bok choy y el tofu. El calcio es un mineral esencial con una amplia gama de funciones biológicas. El calcio se encuentra en los huesos, principalmente en forma de hidroxiapatita: Ca10 (PO4)6 (OH)2. La hidroxiapatita es responsable de aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto tiene una necesidad estructural de calcio, y también lo almacena. Además de ser un componente principal de huesos y dientes, el calcio promueve la contracción muscular normal, la buena salud del sistema nervioso, el ritmo cardíaco, la coagulación de la sangre, la secreción glandular, la producción de energía y el funcionamiento del sistema inmunitario.* La ingesta de calcio diaria suficiente es necesaria para mantener una óptima densidad ósea y huesos y dientes saludables; se ha demostrado que alivia el síndrome premenstrual. Por lo tanto, el organismo no recibe el calcio suficiente cada día, lo extrae de los huesos. La hormona paratiroidea (HPT) es la que regula la cantidad de calcio en sangre. Una alta concentración de calcio en el organismo está relacionada con la buena salud cardiovascular y con niveles de colesterol normales. En la revista especializada de la Asociación Americana de Dietética (American Dietetic Association), un estudio reveló que el calcio ayuda a las mujeres de mediana edad a mantener un peso saludable.*

Magnesio (óxido, carbonato): 200 mg

Los alimentos ricos en magnesio incluyen los cereales integrales, los frutos secos y las verduras de hoja verde. Las hortalizas de hoja verde son fuentes excelentes de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, las féculas, los productos lácteos y los alimentos refinados y procesados contienen menores cantidades de magnesio. Se calcula que el consumo promedio diario de magnesio en varones de nueve años y mayores en los EE. UU. es de aproximadamente 323 miligramos; en el caso de las niñas de nueve años y mayores es de alrededor de 228 miligramos. Estudios recientes indican que nuestra alimentación es deficiente en magnesio.

El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y estimula el metabolismo normal del potasio y del calcio en los adultos. Ayuda a mantener niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También favorece el transporte normal de calcio dentro de la célula para su utilización. El magnesio favorece el funcionamiento normal del tejido nervioso y muscular, y la síntesis normal de todas las proteínas, ácidos nucleicos, nucleótidos, monofosfato de adenosina cíclico, lípidos y carbohidratos. El magnesio ayuda a combatir el estrés oxidativo y la lipoperoxidación.

Favorece la liberación normal de energía, la regulación de la temperatura del organismo, el funcionamiento del sistema nervioso, la adaptación al estrés y el metabolismo. Es importante destacar que el magnesio también refuerza la capacidad del organismo para producir huesos y dientes sanos y para desarrollar el tejido muscular. Junto con el calcio y la vitamina D, el magnesio ayuda a mantener sólidos los huesos. La combinación de magnesio y calcio ayuda a fortalecer el músculo cardíaco, a mantener normales el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Manganeso (sulfato): 1 mg

El manganeso es un mineral que se encuentra en grandes cantidades tanto en los animales como en las plantas. Entra las fuentes alimenticias más importantes de manganeso están los cereales integrales, los frutos secos, las hortalizas de hoja verde y los tés. El manganeso se concentra en el salvado de los cereales, el cual normalmente se extrae durante el procesamiento. Solo cantidades mínimas de este elemento se encuentran en tejido humano. El manganeso se almacena predominantemente en huesos, hígado, riñones y páncreas. El manganeso contribuye a la formación normal del tejido conectivo, los huesos y los factores de coagulación sanguínea. Favorece el metabolismo de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación de azúcar en sangre El manganeso también participa en las funciones cerebrales y nerviosas.* El manganeso es un componente de la enzima antioxidante manganeso superóxido dismutasa (MnSOD). Los antioxidantes eliminan los radicales libres que pueden ocasionar un envejecimiento prematuro y un estrés oxidativo en el organismo. Estas partículas aparecen en el organismo de manera natural y es posible que contribuyan con el proceso de envejecimiento.

Los antioxidantes como la MnSOD pueden neutralizar los radicales libres. Algunos expertos calculan que el 37 por ciento de los estadounidenses no ingiere las dosis diarias recomendadas de manganeso en su alimentación. Esto puede deberse a que los cereales integrales son una fuente alimenticia principal de manganeso; sin embargo, muchos estadounidenses consumen cereales refinados con más frecuencia que los integrales. Los granos refinados aportan la mitad de la cantidad de manganeso que aportan los integrales.

Vitamina B2 (riboflavina-5-fosfato): 2 mg

La vitamina B2 se encuentra en el hígado, los productos lácteos, las verduras de hoja verde y algunos tipos de mariscos, y funciona como una coenzima cuando trabaja con otras vitaminas B. Estimula la formación de glóbulos rojos y es beneficiosa para el sistema nervioso, la respiración, la producción de anticuerpos y el crecimiento. Contribuye al crecimiento saludable de la piel, las uñas y el cabello, y favorece la regulación normal de las funciones de la tiroides. Como parte de la cadena de transporte de electrones, la vitamina B2 favorece la conversión normal de los alimentos en energía al aumentar la producción de energía celular a nivel microscópico. La riboflavina es beneficiosa en el embarazo y la lactancia y también para los atletas quienes requieren muchas calorías. También participa en la degradación normal de las grasas y la activación normal de la vitamina B6 y el ácido fólico. La vitamina B2 es hidrosoluble y el organismo no puede almacenarla, salvo en cantidades insignificantes, por lo que se la debe reponer diariamente. En ciertas condiciones, la vitamina B2 puede actuar como antioxidante. Las coenzimas de la riboflavina también favorecen la transformación de la vitamina B6 y del ácido fólico en sus formas activas, y la conversión del triptófano en niacina.

Vitamina C (ácido ascórbico): 58 mg

Entre las mejores fuentes alimentarias de vitamina C se incluyen todas las frutas cítricas (naranjas, toronjas, limones y mandarinas), las fresas, los tomates, el brócoli, las coles de Bruselas, los pimientos y el melón cantalupo. La vitamina C es una vitamina “frágil” que se puede destruir con facilidad al cocinar los alimentos o al exponerlos al oxígeno. La vitamina C propicia un efecto de “ahorro” de vitaminas, respalda la capacidad del organismo para utilizar múltiples vitaminas y minerales como, por ejemplo: la tiamina, la riboflavina, el ácido pantoténico, la biotina, el ácido fólico, la vitamina B12, el retinaldehído y el alfa-tocoferol y el calcio mineral. También es un cofactor o auxiliar en el metabolismo normal del ácido fólico, algunos aminoácidos y hormonas. Por ser un antioxidante eficaz, también favorece la absorción de hierro en el intestino delgado. La vitamina C respalda la vitamina E en las membranas celulares. Respalda la síntesis normal del colágeno. La vitamina C respalda la salud cardiovascular, los niveles normales de colesterol y la salud del sistema inmunitario. La vitamina C se ha convertido en la vitamina más popular del mundo. Una de las razones es su capacidad de fortalecer el sistema inmunitario. El indicio más convincente sobre la necesidad de tomar suplementos de vitamina C se basa en que el organismo humano es incapaz de producir vitamina C. El pobre consumo de vitamina C es común en Estados Unidos. El estrés también puede ser la causa de la reducción de los niveles de vitamina C en muchos estadounidenses. Fumar y consumir algunas drogas también pueden deteriorar la capacidad del organismo para absorber vitamina C. Por ser hidrosoluble, la vitamina C se evacúa del organismo todos los días. Como los seres humanos no siempre consumimos alimentos que contengan la cantidad adecuada de vitamina C, suele ser provechoso tomar un suplemento.

Vitamina D3 (colecalciferol): 1000 UI

Los seres humanos obtienen vitamina D principalmente con la exposición frecuente a la luz solar. Entre las fuentes alimenticias de la vitamina D están la leche fortificada con vitamina D (100 UI por taza), el aceite de hígado de bacalao, los pescados grasos como el salmón, y se encuentra en pequeñas cantidades en las yemas de huevo y el hígado. La vitamina D favorece la absorción de calcio y fósforo, y contribuye a la producción de varias proteínas que participan en la absorción y almacenamiento del calcio. La vitamina D actúa conjuntamente con el calcio para fortalecer los huesos. Participa en el transporte normal de calcio desde los osteoblastos hacia el fluido extracelular y los riñones. También promueve la reabsorción normal de fosfato y calcio a través de los conductos renales y el epitelio intestinal. Respalda el crecimiento normal de las células de la piel y estimula la producción normal de insulina en el páncreas.

Boro (borato de sodio): 1 mg

El boro es un mineral que se encuentra en grandes cantidades en los alimentos de origen vegetal como las frutas secas, los frutos secos, las hortalizas de hojas verde oscuro, el puré de manzana y el jugo de uva, así como en las arvejas y los frijoles secos cocidos. También se encuentra en la mayoría de los tejidos, pero principalmente en los huesos, el bazo y la tiroides. Actúa en el metabolismo normal de hormonas y huesos. Contribuye con la capacidad del organismo para formar y mantener huesos saludables. También ayuda a retener cantidades adecuadas de calcio y magnesio para promover una mineralización ósea apropiada. El boro es un cofactor esencial en la conversión de la vitamina D en su forma activa. Mejora el mantenimiento de membranas celulares saludables, el funcionamiento y la agilidad mental adecuados, y ayuda a mantener niveles normales de estrógeno sérico y calcio ionizado.

Potasio (bicarbonato, citrato): 217 mg

El potasio es un electrolito que se almacena en los músculos. Entre los alimentos ricos en potasio se encuentran la banana, la naranja, el melón, el aguacate, la espinaca cruda, el repollo y el apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos en el organismo. Además, participa en una gran variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos, tales como los impulsos nerviosos, las contracciones de los músculos cardíacos, estriados y lisos, la producción de energía y la síntesis de los ácidos nucleicos, además de ayudar a mantener la presión arterial a niveles normales y la tonicidad intracelular. En 1928, se sugirió por primera vez que las altas ingestas de potasio podían ayudar a mantener la salud cardiovascular. El potasio contribuye a la relajación muscular normal y la emisión de insulina. Favorece también la síntesis del glucógeno y las proteínas, y es un electrolito que contribuye a mantener un ritmo cardíaco normal. El potasio es importante en la liberación de energía de las proteínas, las grasas y los carbohidratos durante el metabolismo. El potasio favorece la capacidad del organismo para regular los niveles de agua, para recuperarse del ejercicio y eliminar desechos. Algunos síntomas de la deficiencia de potasio son: mala circulación, hinchazón, insomnio, molestias intestinales, debilidad muscular y retención de líquido. El sodio y el potasio son dos de los iones más importantes para mantener el equilibrio homeostático de los líquidos del organismo.

Preguntas frecuentes


¿Qué incluye cada paquete de Isotonix Daily Essentials Packets?
Cada paquete contiene una tapa llena de Isotonix OPC-3, Isotonix Multivitamin, Isotonix Activated B-Complex y Isotonix Calcium Plus.

¿Por qué los suplementos Isotonix® son mejores que los suplementos estándar?
Las fórmulas Isotonix son más efectivas que las fórmulas para suplementos estándar porque ofrecen la mejor manera de administrar vitaminas y minerales al torrente sanguíneo. Las fórmulas Isotonix también son la forma más rápida y eficaz de recibir vitaminas, minerales y nutrientes. El estómago no tiene que hacer gran esfuerzo ya que el pH y la tonicidad están diseñados cuidadosamente para que el estómago libere rápidamente todas las sustancias nutritivas al intestino delgado. Con las fórmulas de Isotonix este proceso lleva aproximadamente cinco minutos, mientras que un comprimido común de vitaminas puede tardar hasta cuatro horas.

¿Qué es lo que distingue a Isotonix OPC-3 de otros productos con bioflavonoides?
 
Isotonix® OPC-3 contiene proantocianidinas oligómericas, u OPC, científicamente avaladas que, según se ha demostrado, son los antioxidantes más potentes para el ser humano. Se ha demostrado que, además de ser poderosos antioxidantes, las OPCs en cuestión proporcionan infinidad de beneficios específicos para la salud. Esta selección de OPCs, dirigida científicamente, es exclusiva de OPC-3, como lo es el sistema de administración Isotonix, que permite una rápida y sumamente eficiente absorción de las OPCs. Los potentes nutrientes, en combinación con el sumamente efectivo sistema de administración, convierte a OPC-3 en el más poderoso producto depurador de radicales libres disponible.*

¿Porqué tengo que tomar un multivitamínico?
Un suplemento vitamínico y mineral de buena calidad crea una base sólida de micronutrientes para acompañár la dieta humana. Las vitaminas y minerales ayudan a mantener un sistema inmunológico saludable, promueven la conversión de alimentos en energía, mantienen un sistema cardiovascular saludable, mantienen los huesos fuertes, la claridad mental, el funcionamiento metabólico normal, promueven un crecimiento saludable, reparan tejidos, ayudan a mantener una presión arterial normal y a mantener el equilibro de agua y electrolitos en el cuerpo.

¿A qué se refiere "activada" en relación a Isotonix Activated B-Complex?
Activada se refiere a las formas activas de las vitaminas B6, B12 y ácido fólico. Utilizar formas distintas a estas formas activadas requiere que las vitaminas se activen enzimáticamente antes de ser absorbidas por el cuerpo. Esto no solamente consume tiempo y energía en el cuerpo, existen circunstancias en las que esta reacción es lentificada o inhibida.

¿Por qué debería tomar calcio?
Según el Ministro de Sanidad, el suplemento de calcio diario es la clave para evitar y tratar la insuficiencia de calcio y para ayudar a reducir el riesgo de sufrir osteoporosis. En la actualidad, la osteoporosis afecta a más de un tercio de las mujeres posmenopáusicas de este país. Además, estadísticas clínicas recientes indican que los hombres mayores también tienen posibilidades de volverse propensos a la osteoporosis.*

Todas las personas necesitan calcio. Casi nadie ingiere la cantidad necesaria de calcio en su dieta diaria. Además de ayudar a mantener la integridad de la masa ósea, el calcio desempeña un rol dinámico como mineral. Es muy importante en la actividad de muchas enzimas del cuerpo y para mantener un balance de fluidos apropiado. Isotonix Calcium Plus también promueve la contracción normal del esqueleto y los músculos.

Soy saludable y atlético, ¿por qué debería tomar Isotonix OPC-3?
Todas las personas son vulnerables al proceso de envejecimiento provocado por el daño constante que causan los radicales libres. Los atletas tienden a estar expuestos a niveles elevados de estrés oxidante. Los radicales libres se desarrollan como productos derivados durante el metabolismo, cuando las calorías son procesadas con el oxígeno. Los atletas inhalan entre 10 y 20 veces más oxígeno durante la actividad física que durante los periodos de descanso. El incremento de la actividad genera más radicales libres. De hecho, es sabido que estos radicales libres limitan el rendimiento puesto que, aparentemente, afectan al tejido muscular. Estudios realizados en atletas recreativos arrojaron un incremento del 20 por ciento de la resistencia como consecuencia del suministro de OPCs; sin embargo, dicho aumento no se observó en un grupo bajo control al que se le suministró un placebo. Otro estudio demostró que los atletas que utilizan OPCs sufren muchos menos calambres musculares durante y después de su desempeño. Isotonix OPC-3 ayuda a mantener un flujo sanguíneo saludable y esto favorece el suministro de oxígeno a los músculos.*

¿Hay advertencias o contraindicaciones en los productos de Isotonix Daily Essentials Packets?
Isotonix OPC-3, Isotonix Multivitamin, Isotonix Activated B-Complex e Isotonix Calcium Plus son productos vegetarianos y no contienen trigo, gluten, soja, levadura, saborizantes artificiales, almidón, sal, conservantes ni leche.

Si tiene recetada alguna otra droga, si padece una afección médica en curso, si está embarazada o está en período de lactancia, debería consultar con su especialista antes de usar este producto.

Ciencia


Isotonix OPC-3®:

  • Devaraj, S., et al. Supplementation with a pine bark extract rich in polyphenols increases plasma antioxidant capacity and alters the plasma lipoprotein profile. Lipids 37:931-4, 2002.
  • Fine, AM, Oligomeric proanthocyanidin complexes: history, structure, and phytopharmaceutical applications. Altern Med Rev 5:144-51, 2000.
  • Fitzpatrick, D., et al. Endothelium-dependent vascular effects of Pycnogenol. Journal of Cardiovascular Pharmacology 32: 509-515, 1998.
  • Frankel, E., et al. Inhibition of oxidation of human low-density lipoprotein by phenolic substances in red wine. Lancet 341: 454-7, 1993.
  • Freedman, J., et al. Select flavonoids and whole juice from purple grapes inhibit platelet function and enhance nitric oxide release. Circulation 103:2792-8, 2001.
  • Frémont, L. Biological effects of resveratrol. Life Sciences 66: 663-673, 2000.
  • Miyagi, Y., et al. Inhibition of human low-density lipoprotein oxidation by flavonoids in red wine and grape juice. Am J Cardiol 0:1627-31, 1997.
  • Monograph. Vaccinium myrtillus (bilberry). Altern Med Rev 6:500-4, 2001.
  • Murias M., et al. Resveratrol analogues as selective cyclooxygenase-2 inhibitors: synthesis and structure-activity relationship. Bioorg Med Chem 12: 5571-8, 2004.
  • Nuttall SL, Kendall MJ, Bombardelli E, Morazzoni P. An evaluation of the antioxidant activity of a standardized grape seed extract, Leucoselect. J Clin Pharm Ther 23: 385-89, 1998.
  • Packer, L., et al. Antioxidant activity and biologic properties of a procyanidin-rich extract from pine (Pinus maritima) bark, pycnogenol. Free Radic Biol Med 27:704-24, 1999. Review.
  • Schönlau, F., et al. The cosmeceutical Pycnogenol®. J Appl Cosmetology 20: 241-6, 2002.
  • Segger, D. and Schönlau, F. Supplementation with Evelle® improves skin smoothness and elasticity in a double blind, placebo-controlled study with 62 women. Journal of Dermatological Treatment 15:222-26, 2004.
  • Shi, J., et al. Polyphenolics in grape seeds-biochemistry and functionality. J Med Food 6:291-9, 2003. Review.
  • Wallerath, T., et al. Resveratrol, a polyphenolic phytoalexin present in red wine, enhances expression and activity of endothelial nitric oxide synthase. Circulation 106:1652-8, 2002.
  • Watson, R. Pycnogenol® and cardiovascular health. Evidence-Based Integrative Medicine 1: 27-32, 2003.
  • Ames, BN, et al. Oxidants, antioxidants, and the degenerative diseases of aging. Proc Natl Acad Sci USA 90:7915-7922, 1993.
  • Bagchi, D, et al. Oxygen free radical scavenging abilities of vitamins C and E, and a grape seed proanthocyanidin extract in vitro. Res Commun Mol Pathol Pharmacol 95:179-89, 1997.
  • Bagchi, D, et al. Free radicals and grape seed proanthocyanidin extract: importance in human health and disease prevention. Toxicology 148: 187-97, 2000.
  • Bagchi, D, et al. Cellular protection with proanthocyanidins derived from grape seed. Ann NY Acad Sci 957:260-70, 2002.
  • Cao G, Alessio H, Cultler R. Oxygen-radical absorbance capacity assay for antioxidants. Fre Rad Biol & Med 14:301-11, 1993.
  • Drew B, Leeuwenburgh C. Aging and the role of reactive nitrogen species. Ann NY Acad Sci 959:66-81, 2002.
  • Gibson, L, et al. Effectiveness of cranberry juice in preventing urinary tract infections in long-term care facility patients. J Naturopathic Med 2:45-47, 1991.
  • Graham DY, Smith JL, Bouvet, AA. What happens to tablets in the stomach. J Pharm Sci 79:420-24, 1990.
  • Havsteen B. Flavonoids, a class of natural products of high pharmacological potency. Biochem Pharm 32:1141-48, 1983.
  • Halpern, MJ, et al. Red wine polyphenols and inhibition of platelet aggregation: possible mechanisms, and potential use in health promotion and disease prevention. J Int Med Res 26:171-80, 1998.
  • Joseph JA, Shukitt-Hale B, Denisova NA, Bielinksi D, Martin A, McEwen JJ, Bickford PC. Reversals of age-related declines in neuronal signal transduction, cognitive, and motor behavioral deficits with blueberry, spinach, or strawberry dietary supplementation. J Neuroscience 19: 8114-21, 1999.
  • Kay CD, Holub BJ. The effect of wild blueberry (Vaccinium angustifolium) on post-prandial serum antioxidant status in human subjects. Br J Nutr 88: 389-98, 2002.
  • Kehrer JP. Free radicals as mediators of tissue injury and disease. Crit Rev Toxicol 23:21-48, 1993.
  • Koparker AD, Augsburger LL, Shangraw RF. Intrinsic dissolution rates of tablet fillers and binders and their influence on the dissolution of drugs from tablet formulations. Pharm Res 7:80-85, 1990.
  • Mazza G, Kay CD, Cottrell T, Holub BJ. Absorption of anthocyanins from blueberries and serum antioxidant status in human subjects. J Agric Food Chem 50:7731-37, 2002.
  • Nesaretnam K, et al. Effect of tocotrienols on the growth of a human breast cancer cell line in culture. Lipids 30:1139-43, 1995.
  • Ofek I, Goldhar J, Zafriri D, Lis H, Sharon N. Anti-Escherichia coli adhesion activity of cranberry and blueberry juices. New England J Med 324:1599, 1991.
  • Qureshi, A, et al. Response of hypercholesterolemic subjects to administration of tocotrienols. Lipids 30:1171-77, 1995.
  • Rimbach G, Virgili F, Park YC, Packer L. Effect of procyanidins from Pinus maritime on glutathione levels in endothelial cells challenged by 3-morpholinosydnonimine or activated macrophages. Redox Rep 4:171-77, 1999.
  • Sobota AE. Inhibition of bacterial adherence by cranberry juice: potential use for the treatment of urinary tract infactions. J Urology 131:1013-1016, 1984.
  • Soloway MS, Smith RA. J Am Med Assoc 260:1465, 1988.
  • Tomco, A, et al. Antioxidant effects of tocotrienol in patients with hyperlipidemia and carotid stenosis. Lipids 30: 1179-83, 1995.
  • Zheng W, Wang SY. Oxygen radical absorbing capacity of phenolics in blueberries, cranberries, chokeberries, and lingonberries. J Agric Food Chem 51:502-9, 2003.
  • Wilson D et al. A randomized, double-blind, placebo-controlled exploratory study to evaluate the potential of pycnogenol for improving allergic rhinitis symptoms. Phytother Res. 24(8):1115-9, 2010.
  • Lau B et al. Pycnogenol as an adjunct in the management of childhood asthma. J Asthma. 41(8):825-32, 2004.
  • Choi YH, Yan GH. Pycnogenol® inhibits immunoglobulin E-mediated allergic response in mast cells. Phytother Res 23: 1691-1695, 2009.
  • Sharma SC, Sharma S, Gulati OP. Pycnogenol® inhibits the release of histamine from mast cells. Phytother Res, 17: 66-69, 2003.
  • Hosseini S, Pishnamazi S, Sadrzadeh MH, Farid F, Farid R, Watson RR. Pycnogenol® in the management of asthma. J Med Food 4: 201-209, 2001.

Isotonix® Multivitamin

  • Abid M, Billington CJ, Nuttall FQ. Thyroid function and energy intake during weight gain following treatment of hyperthyroidism. J Am Coll Nutr. 1999 Apr;18(2):189-93.
  • Addison WLT, The use of sodium chloride, potassium chloride, sodium bromide and potassium bromide in cases of arterial hypertension which are amenable to potassium chloride. Can Med Assoc J. 1928; 18:281-285.
  • Allende LM, Corell A, Madrono A, Gongora R, Rodriguez-Gallego C, Lopez-Goyanes A, Rosal M, Arnaiz-Villena A. Retinol (vitamin A) is a cofactor in CD3-induced human T-lymphocyte activation. Immunology. 1997 Mar;90(3):388-96
  • Anderson RA. Effects of chromium on body composition and weight loss. Nutr Rev. 1998 Sep;56(9):266-70.
  • Arthur JR. Functional indicators of iodine and selenium status. Proc Nutr Soc. 1999 May;58(2):507-12.
  • Backstrom MC, Maki R, Kuusela AL, Sievanen H, Koivisto AM, Ikonen RS, Kouri T, Maki M. Randomised controlled trial of vitamin D supplementation on bone density and biochemical indices in preterm infants. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 1999 May;80(3):F161-6.
  • Bahadori B, Wallner S, Schneider H, Wascher TC, Toplak H. Effect of chromium yeast and chromium picolinate on body composition of obese, non-diabetic patients during and after a formula diet. Acta Med Austriaca. 1997;24(5):185-7.
  • Baly DL, Schneiderman JS, Garcia-Welsh AL. Effect of manganese deficiency on insulin binding, glucose transport and metabolism in rat adipocytes. J Nutr. 1990; 120:1075-1079.
  • Baron JA, Beach M, Mandel JS, et al. Calcium supplements for the prevention of colorectal adenomas. N Engl J Med 1999;340:101-107.
  • Baron JA, Tosteson TD, Wargovich MJ, et al. Calcium supplementation and rectal mucosal proliferation: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 1995;87:1303-1307.
  • Bates CJ. Vitamin A. Lancet. 1995; 345:31-35.
  • Baxter GF, Sumeray MS, Walker JM. Infant size and magnesium: insights into LIMIT-2 and ISIS-4 from experimental studies. Lancet. 1996; 348:1424-1426.
  • Behl C. Vitamin E and other antioxidants in neuroprotection. Int J Vitam Nutr Res. 1999 May;69(3):213-9. 4. Botterweck AA, van den Brandt PA, Goldbohm RA. Vitamins, carotenoids, dietary fiber, and the risk of gastric carcinoma: results from a prospective study after 6.3 years of follow-up. Cancer. 2000 Feb 15;88(4):737-48.
  • Bellamy MC, Gedney JA. Unrecognized iron deficiency in critical illness. Lancet. 1998; 352:1903.
  • Beutler E, Larsh SE, Gurney CW. Iron therapy in chronically fatigued nonanemic women: a double-blind study. Ann Intern Med. 1960; 52:378-394.
  • Bostick RM, Kushi LH, Wu Y, et al. Relation of calcium, vitamin D, and dairy food intake to ischemic heart disease mortality among postmenopausal women. Am J Epidemiol 1999;149:151-160.
  • Britton J, Pavord I, Richards K, et al. Dietary magnesium, lung function, wheezing, and airway hyper-reactivity in a random adult population sample. Lancet. 1994; 344:357-362.
  • Brown JE, Wahle KW Effect of fish-oil and vitamin E supplementation on lipid peroxidation and whole-blood aggregation in man. Clin Chim Acta. 1990 Dec 14;193(3):147-56.
  • Brun JF, Dieu-Cambrezy C, Charpiat A, Fons C, Fedou C, Micallef JP, Fussellier M, Bardet L, Orsetti A. Serum zinc in highly trained adolescent gymnasts. Biol Trace Elem Res. 1995 Jan-Mar;47(1-3):273-8.
  • Bruner AB, Joffe A, Duggan A, et al. Randomised study of cognitive effects of iron supplementation in non-anaemic iron-deficient adolescent girls. Lancet. 1996; 348:992-997.
  • Buchinger W, Lorenz-Wawschinek O, Semlitsch G, Langsteger W, Binter G, Bonelli RM, Eber O. Thyrotropin and thyroglobulin as an index of optimal iodine intake: correlation with iodine excretion of 39,913 euthyroid patients. Thyroid. 1997 Aug;7(4):593-7.
  • Butterfield DA, Koppal T, Subramaniam R, Yatin S. Vitamin E as an antioxidant/free radical scavenger against amyloid beta-peptide-induced oxidative stress in neocortical synaptosomal membranes and hippocampal neurons in culture: insights into Alzheimer's disease. Rev Neurosci. 1999;10(2):141-9
  • Calomme MR, Vandem Berghe DA. Supplementation of calves with s
  • Cappuccio FP, MacGregor GA. Does potassium supplementation lower blood pressure? A meta-analysis of published trials. J Hypertens. 1991; 9:465-473.
  • Carlisle EM. Silicon as a trace nutrient. Sci Total Environ. 1988; 73:95-106.
  • Carlisle EM. The nutritional essentiality of silicon. Nutr Rev. 1982; 40:193-198.
  • Casscells W. Magnesium and myocardial infarction. Lancet. 1994; 343:807-809.
  • Christiansen CW, Rieder MA, Silverstein EL, Gencheff NE. Magnesium sulfate reduces myocardial infarct size when administered before but not after coronary reperfusion in a canine model. Circulation. 1995; 92:2617-2621.
  • Comstock GW, Alberg AJ, Huang HY, Wu K, Burke AE, Hoffman SC, Norkus EP, Gross M, Cutler RG, Morris JS, Spate VL, Helzlsouer KJ. The risk of developing lung cancer associated with antioxidants in the blood: ascorbic acid, carotenoids, alpha-tocopherol, selenium, and total peroxyl radical absorbing capacity. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 1997 Nov;6(11):907-16.
  • Cooke MS, Evans MD, Podmore ID, et al. Novel repair action of vitamin C upon in vivo oxidative DNA damage. FEBS Lett. 1998; 439:363-367.
  • Cooney RV, Franke AA, Hankin JH, Custer LJ, Wilkens LR, Harwood PJ, Le Marchand L. Seasonal variations in plasma micronutrients and antioxidants. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 1995 Apr-May;4(3):207-15.
  • Couzy F, Lafargue P, Guezennec CY. Zinc metabolism in the athlete: influence of training, nutrition and other factors. Int J Sports Med. 1990 Aug;11(4):263-6.
  • Dallman PR. Iron deficiency and the immune response. Am J Clin Nutr. 1987; 46:329-334.
  • Daudu PA, Kelley DS, Taylor PC, Burri BJ, Wu MM. Effect of a low beta-carotene diet on the immune functions of adult women. Am J Clin Nutr. 1994 Dec;60(6):969-72.
  • Dawson-Hughes B. Vitamin D and calcium: recommended intake for bone health. Osteoporos Int. 1998;8 Suppl 2:S30-4. 6. Feit JM. Calcium and vitamin D supplements for elderly patients. J Fam Pract. 1997 Dec;45(6):471-2.
  • de Lourdes Lima M, Cruz T, Carreiro Pousada J, et al. The effect of magnesium supplementation in increasing doses on the control of type 2 diabetes. Diabetes Care. 1998; 21:682-686.
  • de Valk B, Marx JJM. Iron, atherosclerosis, and ischemic heart disease. Arch Int Med. 1999; 159:1542-1548.
  • Dietary Reference Intakes for Calcium, Phosphorous, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride. Washington, DC: National Academy Press; 1997.
  • Dorgan JF, Schatzkin A. Antioxidant micronutrients in cancer prevention. Hematol Oncol Clin North Am. 1991 Feb;5(1):43-68.
  • Dreon DM, Butterfield GE. Vitamin B6 utilization in active and inactive young men. Am J Clin Nutr. 1986 May;43(5):816-24.
  • Duffy SJ, Gokce N, Holbrook M, et al. Treatment of hypertension with ascorbic acid. Lancet. 1999; 354:2048-2049.
  • Durlach J, Durlach V, Bac P, et al. Magnesium and therapeutics. Magnes Res. 1994; 7:313-328.
  • Elisaf M, Merkouropoulos M, Tsianos EV. Siamopoulos KC. Pathogenetic mechanisms of hypomagnesemia in alcoholic patients. J Trace Elem Med Biol. 1995; 9:210-214.
  • Elitsur Y, Neace C, Liu X, Dosescu J, Moshier JA. Vitamin A and retinoic acids immunomodulation on human gut lymphocytes. Immunopharmacology. 1997 Jan;35(3):247-53.
  • Enstrom JE, Kanim LE, Klein MA. Vitamin C intake and mortality among a sample of the United States population. Epidemiology. 1992; 3:194-202.
  • Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181.
  • Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181.
  • Fairbanks VF. Iron in medicine and nutrition. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:193-221.
  • Fang J, Madhavan S, Alderman MH. Dietary potassium intake and stroke mortality. Stroke. 2000; 31:1532-1537.
  • Fields M, Lewis CG. Starch diets high in iron can duplicate the severity of copper deficiency in rats fed fructose. J Med Food. 1998; 1:193-199.
  • Finch CA, Huebers H. Perspectives in iron metabolism. N Engl J Med. 1982; 306:1520-1528.
  • Flatt PR, Juntti-Berggren L, Berggren PO, Gould BJ, Swanston-Flatt SK. Failure of glucose tolerance factor-containing Brewer's yeast to ameliorate spontaneous diabetes in C57BL/KsJ DB/DB mice. Diabetes Res. 1989 Mar;10(3):147-51.
  • Futoryan T, Gilchrest BA. Retinoids and the skin. Nutr Rev. 1994; 52:299-310.
  • Gleeson M, Bishop NC. Elite athlete immunology: importance of nutrition. Int J Sports Med. 2000 May;21 Suppl 1:S44-50.
  • Grant KE, Chandler RM, Castle AL, Ivy JL. Chromium and exercise training: effect on obese women. Med Sci Sports Exerc. 1997 Aug;29(8):992-8.
  • Gullestad L, Dolva LO, Soyland E, et al. Oral magnesium supplementation improves metabolic variables and muscle strength in alcoholics. Alcohol Clin Exp Res. 1992; 16:986-990.
  • Guo WD, Chow WH, Zheng W, Li JY, Blot WJ. Diet, serum markers and breast cancer mortality in China. Jpn J Cancer Res. 1994 Jun;85(6):572-7.
  • Harris ED. Cellular copper transport and metabolism. Annu Rev Nutr. 2000; 20:291-310.
  • Harrison MD, Jones CE. Solioz M, Dameron CT. Intracellular copper routing: the role of copper chaperones. Trends Biochem Sci. 2000; 25:29-32.
  • Health & Medicine. (Statistical Data Included) American Fitness, July, 1999 Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780.
  • Hemila H, Douglas RM. Vitamin C and acute respiratory infections. Int J Tuberc Lung Dis. 1999; 3:756-761.
  • Hermans JJ, Fischer MA, Schiffers PM, Struijker-Boudier HA. High dietary potassium chloride intake augments rat renal mineralocorticoid receptor selectivity via 11beta-hydroxysteroid dehydrogenase. Biochim Biophys Acta. 1999; 1472:537-549.
  • Hermansen K. Diet, blood pressure and hypertension. Br J Nutr. 2000; 83 Supp1:S113-S119.
  • Hintze G, Kobberling J. Dietary iodine deficiency. Its consequences in the aged. Fortschr Med. 1992 Apr 10;110(10):163-6.
  • Huebers HA, Beguin Y, Pootrakul P, et al. Intact transferrin receptors in human plasma and their relation to erythropoiesis. Blood. 1990; 75:102-107.
  • Hughes K, Chua LH, Ong CN. Serum selenium in the general population of Singapore, 1993 to 1995. Ann Acad Med Singapore. 1998 Jul;27(4):520-3.
  • Hunt CD, Johnson PE, Herbel J, Mullen LK. Effects of dietary zinc depletion on seminal volume and zinc loss, serum testosterone concentrations, and sperm morphology in young men. Am J Clin Nutr. 1992 Jul;56(1):148-57.
  • Hwang J, Peterson H, Hodis HN, et al. Ascorbic acid enhances 17 beta-estradiol-mediated inhibition of oxidized low density lipoprotein formation. Atherosclerosis. 2000; 150:275-284.
  • Ishimitsu T, Tobian L, Sugimoto K, Everson T. High potassium diets reduce vascular and plasma lipid peroxides in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Clin Exp Hypertens. 1996; 18:659-673
  • Ishimitsu T, Tobian L, Sugimoto K, Lange JM. High potassium diets reduce macrophage adherence to vascular wall in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. J Vasc Res. 1995; 32:406-412.
  • Ishimitsu T, Tobian L, Uehara Y, et al. Effect of high potassium diets on the vascular and renal prostaglandin system in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 1995; 53:255-260.
  • Ishimitsu T, Tobian L. High potassium diets reduce endothelial permeability in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Clin Exp Pharmacol Physiol. 1997; 23:241-245.
  • ISIS-4 (Fourth International Study of Infarct Survival) Collaborative Group. ISIS-4: a randomised factorial trial assessing early oral captopril, oral mononitrate, and intravenous magnesium sulfate in 58,050 patients with suspected acute myocardial infarction. Lancet. 1995; 345:669-685.
  • Jacobson SG, Cideciyan AV, Regunath G, et al. Night blindness in Sorsby's fundus dystrophy reversed by vitamin A. Nature Gen. 1995; 11:27-32.
  • Jin L, ChaoL, Chao J. Potassium supplement upregulates the expression of renal kalikrein and bradykinin B2 receptor in SHR. Am J Physiol. 1999; 276:F476-F484.
  • Johnson WT, Thomas AC. Copper deprivation potentiates oxidative stress in HL-60 cell mitochondria. Proc Soc Exp Biol Med. 1999; 221:147-152.
  • Kao WHL, Folsom AR, Nieto J, et al. Serum and dietary magnesium and the risk for type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch. Int Med. 1999; 159:2151-2159.
  • Khaw K-T, Barrett-Conner E. Dietary potassium and stroke-associated mortality. N Engl J Med. 1987; 316:235-240.
  • Klevay LM. Cardiovascular disease from copper deficiency — a history. J Nutr. 2000; 130:489S-492S.
  • Klevay LM. Coronary heart disease: the zinc/copper hypothesis. Am J Clin Nutr. 1975; 28:764-774.
  • Knekt P, Jarvinen R, Seppanen R, Rissanen A, Aromaa A, Heinonen OP, Albanes D, Heinonen M, Pukkala E, Teppo L. Dietary antioxidants and the risk of lung cancer. Am J Epidemiol. 1991 Sep 1;134(5):471-9.
  • Krieger D, Krieger S, Jansen O, et al. Manganese and chronic hepatic encephalopathy. Lancet. 1995; 346:270-274.
  • Krishna GG, Miller E, Kapoor S. Increased blood pressure during potassium depletion in normotensive men. N Eng J Med. 1989; 320:1177-1182.
  • Krotkiewski M, Gudmundsson M, Backstrom P, Mandroukas K. Zinc and muscle strength and endurance. Acta Physiol Scand. 1982 Nov;116(3):309-11.
  • Kung AW, Janus ED. Thyroid dysfunction in ambulatory elderly Chinese subjects in an area of borderline iodine intake. Thyroid. 1996 Apr;6(2):111-4.
  • Lamberg L. Diet may affect skin cancer prevention. JAMA. 1998 May 13;279(18):1427-8.
  • Lee M-O, Han S-Y, Jiang S, et al. Differential effects of retinoic acid on growth and apoptosis in human colon cancer cell lines associated with the induction of retinoic acid receptor beta. Biochem Pharmacol. 2000; 59:485-496.
  • Lim R, Herzog WR. Magnesium for cardiac patients: is it a valuable treatment supplement? Contemp Int Med. 1998; 10:6-9.
  • Lin H, Young DB. Interactions between plasma potassium and epinephrine in coronary thrombosis in dogs. Circulation. 1994; 89:331-338.
  • Loeper J, Goy-Loeper J, Rozensztajn L, Fragny M. The antiatheromatous action of silicon. Atherosclerosis. 1979; 33:397-408.
  • LoPresti JS, Gray D, Nicoloff JT. Influence of fasting and refeeding on 3,3',5'-triiodothyronine metabolism in man. J Clin Endocrinol Metab. 1991 Jan;72(1):130-6.
  • Lucas MJ, Leveno KJ, Cunningham FG. A comparison of magnesium sulfate with phenytoin for the prevention of eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:201-205.
  • Lukaski HC. Magnesium, zinc, and chromium nutriture and physical activity. Am J Clin Nutr. 2000 Aug;72(2 Suppl):585S-93S.
  • Luoma P. Antioxidants, infections and environmental factors in health and disease in northern Finland. Int J Circumpolar Health. 1998 Jul;57(2-3):109-13.
  • Ma G, Young DB, Clower BR. Inverse relationship between potassium intake and coronary artery disease in the cholesterol-fed rabbit. Am J Hypertens. 1999; 12:821-825.
  • Manore MM. Effect of physical activity on thiamine, riboflavin, and vitamin B-6 requirements. Am J Clin Nutr. 2000 Aug;72(2 Suppl):598S-606S.
  • Martini LA. Magnesium supplementation and bone turnover. Nutr Rev. 1999; 57:227-229.
  • Mauskop A, Altura BM. Role of magnesium in the pathogenesis and treatment of migraines. Clin Neurosci. 1998; 5:24-27.
  • McCabe RD, Backarich MA, Srivastava K, Young DB. Potassium inhibits free radical formation. Hypertension. 1994; 24:77-82.
  • McCabe RD, Young DB. Potassium inhibits cultural vascular smooth muscle proliferation. Am J Hypertens. 1994; 7:346-350.
  • McCarty MF. Chromium and other insulin sensitizers may enhance glucagon secretion: implications for hypoglycemia and weight control. Med Hypotheses. 1996 Feb;46(2):77-80.
  • McDonald R, Keen CL. Iron, zinc and magnesium nutrition and athletic performance. Sports Med. 1988 Mar;5(3):171-84.
  • Meunier PJ. Calcium, vitamin D and vitamin K in the prevention of fractures due to osteoporosis. Osteoporos Int. 1999;9 Suppl 2:S48-52.
  • Miller ER 3rd, Appel LJ, Levander OA, Levine DM. The effect of antioxidant vitamin supplementation on traditional cardiovascular risk factors. J Cardiovasc Risk. 1997 Feb;4(1):19-24.
  • Miller JW. Vitamin E and memory: is it vascular protection? Nutr Rev. 2000 Apr;58(4):109-11. Bell L, Halstenson CE, Halstenson CJ, et al. Cholesterol-lowering effects of calcium carbonate in patients with mild to moderate hypercholesterolemia. Arch Intern Med. 1992; 152:2441-2444.
  • Morse AC, Beard JL, Jones BC. A genetic development model of iron deficiency: biological aspects. Proc Soc Exp Biol Med. 1999; 220:147-152.
  • Ness AR, Chee D, Elliot P. Vitamin C and blood pressure—an overview. J Hum Hypertens. 1997; 11:343-350.
  • Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:283-303.
  • Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 199:283-303.
  • Nishi Y. Anemia and zinc deficiency in the athlete. J Am Coll Nutr. 1996 Aug;15(4):323-4.
  • Orchard TJ. Magnesium and type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch Int Med. 1999; 159:2119-2120. Keen CL, Ensunsa JL, Watson MH, et al. Nutritional aspects of manganese from experimental studies. Neurotoxicol. 1999; 20:213-223.
  • Paul T, Meyers B, Witorsch RJ, Pino S, Chipkin S, Ingbar SH, Braverman LE. The effect of small increases in dietary iodine on thyroid function in euthyroid subjects. Metabolism. 1988 Feb;37(2):121-4.
  • Pauling L. Evolution and the need for ascorbic acid. Proc Natl Acad SciUSA. 1970; 67:1643-1648.
  • Pauling L. The significance of the evidence about ascorbic acid and the common cold. Proc Natl Acad SciUSA. 1971; 68:2678-2681.
  • Penn ND, Purkins L, Kelleher J, Heatley RV, Mascie-Taylor BH, Belfield PW. The effect of dietary supplementation with vitamins A, C and E on cell-mediated immune function in elderly long-stay patients: a randomized controlled trial. Age Ageing. 1991 May;20(3):169-74.
  • Podmore ID, Griffiths HR, Herbert KE, et al. Vitamin C exhibits pro-oxidant effects. Nature. 1998; 392:559.
  • Prasad AS, Cossack ZT. Neutrophil zinc: an indicator of zinc status in man. Trans Assoc Am Physicians. 1982;95:165-76.
  • Prasad AS. Zinc deficiency in human subjects. Prog Clin Biol Res. 1983;129:1-33.
  • Rayssiguier Y, Gueux E, Bussiere L, Mazur A. Copper deficiency increases the susceptibility of lipoproteins and tissues to peroxidation in rats. J Nutr. 1993; 123:1343-1348.
  • Reading SA. Chromium picolinate. J Fla Med Assoc. 1996 Jan;83(1):29-31.
  • Reinhardt W, Holtermann D, Benker G, Olbricht T, Jaspers C, Reinwein D. Effect of small doses of iodine on thyroid function during caloric restriction in normal subjects. Horm Res. 1993;39(3-4):132-7.
  • Rico H, Gallego-Lago JL, Hernandez ER, at al. Effect of silicon supplement on osteopenia induced by ovariectomy in rats. Calcif Tissue Int. 2000; 66:53-55.
  • Robuschi G, Emanuele R, Cavalli Sforza LT, Arsenio L, Strata A, Gnudi A, Roti E. Effect of iodine administration on thyroid function in diabetic patients. Acta Diabetol Lat. 1984 Oct-Dec;21(4):357-60.
  • Rock E, Mazur A, O'Connor JM, et al. The effect of copper supplementation on red blood cell oxidizability and plasma antioxidants in Middle-aged healthy volunteers. Free Rad Biol Med. 2000; 28:324-329.
  • Rokitzki L, Sagredos A, Keck E, Sauer B, Keul J. Assessment of vitamin B2 status in performance athletes of various types of sports. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 1994 Feb;40(1):11-22.
  • Ross AC, Stephensen CB. Vitamin A and retinoids in antiviral responses. FASEB J. 1996; 10:979-985.
  • Ross AC. Vitamin A and retinoids. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:305-327.
  • Saari JT, Sahuschke DA. Cardiovascular effects of dietary copper deficiency. Biofactors. 1999; 10:359-375.
  • Schwarz K. A bound form of silicon in glycosaminoglycans and polyuronides. Proc Nat Acad Sci. 1973; 70:1608-1612.
  • Schwarz K. Silicon, fibre, and atherosclerosis. Lancet. 1977; 1:454-457.
  • Scrimshaw NS, San Giovanni JP. Synergism of nutrition, infection, and immunity: an overview. Am J Clin N. 1997; 66:464S-477S.
  • Semba RD. The role of vitamin A and related retinoids in immune function. Nutr Rev. 1998 Jan;56(1 Pt 2):S38-48.
  • Semba RD. Vitamin A and immunity to viral, bacterial and protozoan infections. Proc Nutr Soc. 1999 Aug;58(3):719-27.
  • Semba RD. Vitamin A, immunity, and infection. Clin Infect Dis. 1994 Sep;19(3):489-99.
  • Shephard RJ, Shek PN. Immunological hazards from nutritional imbalance in athletes. Exerc Immunol Rev. 1998;4:22-48.
  • Silva JE. Effects of iodine and iodine-containing compounds on thyroid function. Med Clin North Am. 1985 Sep;69(5):881-98.
  • Singh MA. Combined exercise and dietary intervention to optimize body composition in aging. Ann N Y Acad Sci. 1998 Nov 20;854:378-93.
  • Skaper SD, Fabris M, Ferrari V, et al. quercetin protects cutaneous tissue-associated cell types including sensory neurons from oxidative stress induced by glutathione depletion: cooperative effects of ascorbic acid. Free Rad Biol Med. 1997; 22:669-678.
  • Sohlenius-Sternbeck A-K, Appelkvist E-L, De Pierre JW. Effects of vitamin A deficiency on selected xenobiotic-metabolizing enzymes and defenses against oxidative stress in mouse liver. Biochem Pharmacol. 2000; 59:377-383.
  • Stahelin HB. Critical reappraisal of vitamins and trace minerals in nutritional support of cancer patients. Support Care Cancer. 1993 Nov;1(6):295-7.
  • Strause L, Saltman P, Glowacki J. The effect of deficiencies of manganese and copper on osteo-induction and on resorption of bone particles in rats. Calcif Tissue Int. 1987; 41:145-150
  • Suboticanec K, Stavljenic A, Bilic-Pesic L, Gorajscan M, Gorajscan D, Brubacher G, Buzina R. Nutritional status, grip strength, and immune function in institutionalized elderly. Int J Vitam Nutr Res. 1989;59(1):20-8.
  • Sugimoto K, Tobian L, Ishimutsu T, Lange JM. High potassium diets greatly increase growth-inhibiting agents in aortas of hypertensive rats. Hypertension. 1992; 19:749-752.
  • Sugimoto T, Tobian L, Ganguli MC. High potassium diets protect against dysfunction of endothelial cells in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Hypertension. 1988:11:579-585.
  • Suzuki M, Itokawa Y. Effects of thiamine supplementation on exercise-induced fatigue. Metab Brain Dis. 1996 Mar;11(1):95-106.
  • Taddei S, Virdis A, Ghiadoni L, et al. Vitamin C improves endothelium-dependent vasodilation by restoring nitric oxide activity in essential hypertension. Circulation. 1998; 97:2222-2229.
  • Takahashi T, Fujimori K, Simon SL, Bechtner G, Edwards R, Trott KR. Thyroid nodules, thyroid function and dietary iodine in the Marshall islands. Int J Epidemiol. 1999 Aug;28(4):742-9.
  • Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780.
  • Taylor PR, Li B, Dawsey SM, Li JY, Yang CS, Guo W, Blot WJ. Prevention of esophageal cancer: the nutrition intervention trials in Linxian, China. Linxian Nutrition Intervention Trials Study Group. Cancer Res. 1994 Apr 1;54(7 Suppl):2029s-2031s.
  • Thilly CH, Swennen B, Bourdoux P, Ntambue K, Moreno-Reyes R, Gillies J, Vanderpas JB. The epidemiology of iodine-deficiency disorders in relation to goitrogenic factors and thyroid-stimulating-hormone regulation. Am J Clin Nutr. 1993 Feb;57(2 Suppl):267S-270S.
  • Thurnham DI. Micronutrients and immune function: some recent developments. J Clin Pathol. 1997 Nov;50(11):887-91.
  • Tobian L. Salt and hypertension. Lessons from animal models that relate to human hypertension. Hypertension. 1991; 17:152-158.
  • Toyama T, Kubuki Y, Suzuki M. Tsubouchi H. [Copper deficiency anemia and neutropenia secondary to total gastrectomy]. [Article in Japanese]. Rinsho Ketsueki. 2000; 41:441-443.
  • Trent LK, Thieding-Cancel D. Effects of chromium picolinate on body composition. J Sports Med Phys Fitness. 1995 Dec;35(4):273-80.
  • Turnlund Jr. Copper. In: Shils ME, Olson JA, Shike M. Ross AC, eds. Modern Nutrition in health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:241-252.
  • Underwood BA, Arthur P. The contribution of vitamin A to public health. FASEB J. 1996; 10:1040-1048
  • Uusitupa MI, Mykkanen L, Siitonen O, Laakso M, Sarlund H, Kolehmainen P, Rasanen T, Kumpulainen J, Pyorala K. Chromium supplementation in impaired glucose tolerance of elderly: effects on blood glucose, plasma insulin, C-peptide and lipid levels. Br J Nutr. 1992 Jul;68(1):209-16.
  • van den Brandt PA, Goldbohm RA, van 't Veer P, Bode P, Dorant E, Hermus RJ, Sturmans F. A prospective cohort study on selenium status and the risk of lung cancer. Cancer Res. 1993 Oct 15;53(20):4860-5.
  • van der Heyden JT, Docter R, van Toor H, Wilson JH, Hennemann G, Krenning EP. Effects of caloric deprivation on thyroid hormone tissue uptake and generation of low-T3 syndrome. Am J Physiol. 1986 Aug;251(2 Pt 1):E156-63.
  • Van Hooser JP, Aleman TS, He Y-G, et al. Rapid restoration of visual pigment and function with oral retinoid in a mouse model of childhood blindness. Proc Natl Acad Sci USA. 2000; 97:8623-8628.
  • Vatassery GT, Bauer T, Dysken M. High doses of vitamin E in the treatment of disorders of the central nervous system in the aged. Am J Clin Nutr. 1999 Nov;70(5):793-801.
  • Vatassery GT. Vitamin E and other endogenous antioxidants in the central nervous system. Geriatrics. 1998 Sep;53 Suppl 1:S25-7.
  • Waggoner DJ, Bartnikas TB, Gitlin JD. The role of copper in neurodegenerative disease. Neurobiology of Disease. 1999; 6:221-230.
  • Wahl R, Pilz-Mittenburg KW, Heer W, Kallee E. Iodine content in diet and excretion of iodine in urine. Z Ernahrungswiss. 1995 Dec;34(4):269-76.
  • Walker LS, Bemben MG, Bemben DA, Knehans AW. Chromium picolinate effects on body composition and muscular performance in wrestlers. Med Sci Sports Exerc. 1998 Dec;30(12):1730-7.
  • Wang Y, Mackenzie B, Tsukaguchi H, et al. Human vitamin C (L-ascorbic acid) transporter SVCT1. Biochem Biophys Res Commun. 2000; 267:488-494.
  • Wargovich MJ, Eng VWS, Newmark HL. Calcium inhibits the damaging and compensatory proliferative effects of fatty acids on mouse colon epithelium. Cancer Lett. 1984; 23:253-258.
  • Weaver CM, Heaney RP. Calcium. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:141-155.
  • West KP Jr, Pokhrel RP, Katz J, et al. Efficacy of vitamin A in reducing preschool child mortality in Nepal. Lancet. 1991; 338:67-71.
  • West SG, Light KC, Hinderliter AL, et al. Potassium supplementation induces beneficial cardiovascular changes during rest and stress in salt sensitive individuals. Health Psychol. 1999; 18:229-240.
  • Whelton PK, He J, Cutler JA, et al. Effects of oral potassium on blood pressure. Meta-analysis of randomized controlled clinical triglyceride trials. JAMA. 1997; 277:1624-1632.
  • Wolf RL, Cauley JA, Baker CE, et al. Factors associated with calcium absorption efficiency in pre- and perimenopausal women. Am J Clin Nutr. 2000; 72:466-471.
  • Young DB, Lin H, McCabe RD. Potassium's cardiovascular protective mechanisms. Am J Physiol. 1995; 268:R825-R837.
  • Young DB, Ma G. Vascular protective effects of potassium. Semin Nephrol. 1999; 19:477-486.
  • Zemel MB, Shi H, Greer B, et al. Regulation of adiposity by dietary calcium. FASEB J. 2000; 14:1132-1138.
  • Zhou MS, Nishida Y, Yoneyama H, et al. Potassium supplementation increases sodium excretion in hypertensive Dahl rats. Clin Exp Hypertens.

Isotonix® Activated B-Complex

  • Benton D., et al. Thiamine supplementation for mood and cognitive functioning. Psychopharmacology. 129(1):66-71, 1997.
  • Benton, D., et al. The effects of nutrients on mood. Public Health Nutr. 2(3A):403-409, 1999.
  • Bhagavan, H. N., et al. The effect of pyridoxine hydrochloride on blood serotonin and pyridoxal phosphate contents in hyperactive children. Pediatrics. 55(3):437-441, 1975.
  • Bronstrup A, Hages M, Prinz-Langenohl R, Pietrzik K. Effects of folic acid and
  • Bryan, J., et al. Associations between dietary intake of folate and vitamins B-12 and B-6 and self-reported cognitive function and psychological well-being in Australian men and women in midlife. J Nutr Health Aging. 8(4):226-232, 2004.
  • Bryan, J., et al. Short-term folate, vitamin B-12 or vitamin B-6 supplementation slightly affects memory performance but not mood in women of various ages. Journal of Nutrition. 132(6):1345-1356, 2002.
  • combinations of folic acid and vitamin B12 on plasma homocysteine concentrations in healthy young women. Am J Clin Nutr 68:1104-10, 1998.
  • Coppen, A., et al. Plasma folate and affective morbidity during long-term lithium therapy. Br J Psychiatry. 141:87-89, 1982.
  • Cummings, P. M., et al. Effect of folic acid and antioxidant vitamins on endothelial dysfunction in patients with coronary artery disease. J Am Coll Cardiol. 36:758-765, 2000.
  • Dharmarajan, T. S., et al. Vitamin B12 deficiency. Recognizing subtle symptoms in older adults. Geriatrics. 58(3):30-34, 2003.
  • Doshi, S. N., et al. Folic acid improves endothelial function in coronary artery disease via mechanisms largely independent of homocysteine lowering. Circulation. 105(1):22-26, 2002.
  • Duthie, S. J., et al. Homocysteine, B vitamin status, and cognitive function in the elderly. American Journal of Clinical Nutrition. 75(5):908-913, 2002.
  • Friso, S., et al. Low plasma vitamin B-6 concentrations and modulation of coronary artery disease risk. Am J Clin Nutr. 79(6):992-998, 2004.
  • Grant, J. E., et al. Analysis of dietary intake and selected nutrient concentrations in patients with chronic fatigue syndrome. J Am Diet Assoc. 96(4):383-386, 1996.
  • Hartvig, P., et al. Pyridoxine effect on synthesis rate of serotonin in the monkey brain measured with position emission tomography. Neural Trans. 102:91-97, 1995.
  • Heap, L. C., et al. Vitamin B status in patients with chronic fatigue syndrome. J R Soc Med. 92(4):183-185, 1999.
  • Heseker, H., et al. Psychological disorders as early symptoms of a mild-to-moderate vitamin deficiency. Ann N Y Acad Sci. 669:352-357, 1992.
  • Jacobson, W., et al. Serum folate and chronic fatigue syndrome. Neurology. 43:2645-2647, 1993.
  • Kelly, G. S. Nutritional and botanical interventions to assist with the adaptation to stress. Alternative Medicine Review.4(4):249-265, 1999.
  • Litoff, D., et al. Effects of pantothenic acid supplementation on human exercise. Med Sci Sport Exercise., 17(Supplement):287, 1985.
  • Osada, K., et al. Experimental study of fatigue provoked by biotin deficiency in mice. Int J Vitam Nutr Res. 74(5):334-340, 2004.
  • Quadri, P., et al. Homocysteine, folate, and vitamin B-12 in mild cognitive impairment, Alzheimer disease, and vascular dementia. Am J Clin Nutr. 80(1):114-122, 2004.
  • Riggs, K. M., et al. Relations of vitamin B-12, vitamin B-6, folate, and homocysteine to cognitive performance in the Normative Aging Study. American Journal of Clinical Nutrition. 63(3):306-314, 1996.
  • Van den Berg M., et al. Combined vitamin B-6 plus folic acid therapy in young patients with arteriosclerosis and hyperhomocysteinemia. Journal Vascular Surgery. 20(6):933-940, 1994.
  • van Oort FV, Melse-Boonstra A, Brouwer IA, et al. Folic acid and reduction of plasma homocysteine concentrations in older adults: a dose-response study. 77:1318-23, 2003.
  • Vargiu, R., et al. Enhancement of muscular performance by a coformulation of propionyl-L-carnitine, coenzyme Q(10), nicotinamide, riboflavin and pantothenic acid in the rat. Physiol Behav. 76(2):257-63, 2002.
  • Wald DS, Bishop L, Wald NJ, et al. Randomized trial of folic acid supplementation and serum homocysteine levels. Arch Intern Med 61:695-700, 2001.
  • Werbach, M. R. Nutritional strategies for treating chronic fatigue syndrome. Alternative Medicine Review. 5(2):93-108, 2000.
  • Woo, K. S., et al. Long-term improvement in homocysteine levels and arterial endothelial function after 1-year folic acid supplementation. American Journal of Medicine. 112(7):535-539, 2002.

Isotonix® Calcium Plus:

  • Allender PS, Cutler JA, Follman D, et al. Dietary calcium and blood pressure: meta—analysis of randomized clinical trials. Ann Intern Med. 1996; 124:825-831.
  • Altura BM, Altura BT. Role of magnesium and calcium in alcohol-induced hypertension and strokes as probed by in vivo television microscopy, digital image microscopy, optical spectroscopy, 31P-NMR, spectroscopy and a unique magnesium ion-selective electrode. Alcohol Clin Exp Res. 1994; 18:1057-1068.
  • Baly DL, Schneiderman JS, Garcia-Welsh AL. Effect of manganese deficiency on insulin binding, glucose transport and metabolism in rat adipocytes. J Nutr. 1990; 120:1075-1079.
  • Baron JA, Beach M, Mandel JS, et al. Calcium supplements for the prevention of colorectal adenomas. N Engl J Med 1999;340:101-107.
  • Baron JA, Tosteson TD, Wargovich MJ, et al. Calcium supplementation and rectal mucosal proliferation: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 1995;87:1303-1307.
  • Baxter GF, Sumeray MS, Walker JM. Infant size and magnesium: insights into LIMIT-2 and ISIS-4 from experimental studies. Lancet. 1996; 348:1424-1426.
  • Beattie JH, Peace HS. The influence of a low-boron diet and boron supplementation on bone, major mineral and sex steroid metabolism in postmenopausal women. Br J Nutr. 1993 May;69(3):871-84.
  • Bell L, Halstenson CE, Halstenson CJ, et al. Cholesterol-lowering effects of calcium carbonate in patients with mild to moderate hypercholesterolemia. Arch Intern Med. 1992; 152:2441-2444.
  • Bostick RM, Kushi LH, Wu Y, et al. Relation of calcium, vitamin D, and dairy food intake to ischemic heart disease mortality among postmenopausal women. Am J Epidemiol 1999;149:151-160.
  • Britton J, Pavord I, Richards K, et al. Dietary magnesium, lung function, wheezing, and airway hyper-reactivity in a random adult population sample. Lancet. 1994; 344:357-362.
  • Buckley LM, Leib ES, Cartularo KS, et al. Calcium and vitamin D3 supplementation prevents bone loss in the spine secondary to low-dose corticosteroids in patients with rheumatoid arthritis. Ann Intern Med. 1996; 125:961-968.
  • Casscells W. Magnesium and myocardial infarction. Lancet. 1994; 343:807-809.
  • Christiansen CW, Rieder MA, Silverstein EL, Gencheff NE. Magnesium sulfate reduces myocardial infarct size when administered before but not after coronary reperfusion in a canine model. Circulation. 1995; 92:2617-2621.
  • Christin Marandino, Vegetarian Times, August 1998
  • Curhan GC, Willett WC, Speizer FE, et al. Comparison of dietary calcium with supplemental calcium and other nutrients as factors affecting the risk of kidney stones in women. Ann Intern Med. 1997; 126:497-504.
  • Dawson-Hughes B, Harris SS, Krall EA, Dallal GE. Effect of calcium and vitamin D supplementation on bone density on men and women 65 years of age and older. N Engl J Med. 1997; 337:670-676.
  • de Lourdes Lima M, Cruz T, Carreiro Pousada J, et al. The effect of magnesium supplementation in increasing doses on the control of type 2 diabetes. Diabetes Care. 1998; 21:682-686.
  • Dietary Reference Intakes for Calcium, Phosphorous, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride. Washington, DC: National Academy Press; 1997.
  • Durlach J, Durlach V, Bac P, et al. Magnesium and therapeutics. Magnes Res. 1994; 7:313-328.
  • Elisaf M, Merkouropoulos M, Tsianos EV. Siamopoulos KC. Pathogenetic mechanisms of hypomagnesemia in alcoholic patients. J Trace Elem Med Biol. 1995; 9:210-214.
  • Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181.
  • Garland CF, Garland FC, Gorham ED. Calcium and vitamin D. Their potential roles in colon and breast cancer prevention. Ann NY Acad Sci. 1999; 889:107-119.
  • Gong H, Amemiya T. Optic nerve changes in manganese-deficient rats. Exp Eye Res. 1999; 68:313-320.
  • Gullestad L, Dolva LO, Soyland E, et al. Oral magnesium supplementation improves metabolic variables and muscle strength in alcoholics. Alcohol Clin Exp Res. 1992; 16:986-990.
  • Health & Medicine. (Statistical Data Included) American Fitness, July, 1999 Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780.
  • Heaney RP. Calcium, dairy products and osteoporosis. J Am Coll Nutr. 2000; 19(2 Suppl):83S-99S.
  • Hussain S, Ali SF. Manganese scavenges superoxide and hydroxyl radicals: an in vitro study in rats. Neuroscience Letters. 1999; 261:21-24.
  • ISIS-4 (Fourth International Study of Infarct Survival) Collaborative Group. ISIS-4: a randomised factorial trial assessing early oral captopril, oral mononitrate, and intravenous magnesium sulfate in 58,050 patients with suspected acute myocardial infarction. Lancet. 1995; 345:669-685.
  • Jorde R, Sundsfjord J, Haug E, et al. Relation between low calcium intake, parathyroid hormone, and blood pressure. Hypertension 2000;35:1154-1159.
  • Kao WHL, Folsom AR, Nieto J, et al. Serum and dietary magnesium and the risk for type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch. Int Med. 1999; 159:2151-2159.
  • Keen CL, Ensunsa JL, Watson MH, et al. Nutritional aspects of manganese from experimental studies. Neurotoxicol. 1999; 20:213-223.
  • Krieger D, Krieger S, Jansen O, et al. Manganese and chronic hepatic encephalopathy. Lancet. 1995; 346:270-274.
  • Lim R, Herzog WR. Magnesium for cardiac patients: is it a valuable treatment supplement? Contemp Int Med. 1998; 10:6-9.
  • Lipkin M, Newmark H. Effect of added dietary calcium on colonic epithelial-cell proliferation in subjects at high risk for familial colonic cancer. N Engl J Med. 1985; 313:1381-1384.
  • Lucas MJ, Leveno KJ, Cunningham FG. A comparison of magnesium sulfate with phenytoin for the prevention of eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:201-205.
  • Martini LA. Magnesium supplementation and bone turnover. Nutr Rev. 1999; 57:227-229.
  • Mauskop A, Altura BM. Role of magnesium in the pathogenesis and treatment of migraines. Clin Neurosci. 1998; 5:24-27.
  • Naghii MR, Wall PM, Samman S. The boron content of selected foods and the estimation of its daily intake among free-living subjects. J Am Coll Nutr. 1996 Dec;15(6):614-9.
  • Newnham RE. Essentiality of boron for healthy bones and joints. Environ Health Perspect. 1994;102:83-85
  • Nielsen FH. Studies on the relationship between boron and magnesium which possibly affects the formation and maintenance of bones. Magnes Trace Elem. 1990;9:61-69
  • Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:283-303.
  • Oginni LM, Sharp CA, Worsfold M, et al. Healing of rickets after calcium supplementation. Lancet. 1999; 353:296-297.
  • Orchard TJ. Magnesium and type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch Int Med. 1999; 159:2119-2120.
  • Paolisso G, Sgamabato S, Pizza G, et al. Improved insulin response and action by chronic magnesium administration in aged NIDDM. Diabetes Care. 1989; 12:265-269.
  • Peikert A, Wilimzig C, Kohne-Volland R. Prophylaxis of migraine with oral magnesium: results from a prospective, multi-center, placebo-controlled and double-blind randomized study. Cephalalgia. 1996; 16:257-263.
  • Penland J.G. The importance of boron nutrition for brain and psychological function. Biol Trace Elem Res. 1998; 66:299-317.
  • Recker RR. Calcium absorption and achlorhydria. N Engl J Med. 1985; 313:70-73. Reid IR, Ames RW, Evans MC, et al. Effect of calcium supplementation on bone loss in postmenopausal women. N Engl J Med. 1993; 328:460-464.
  • Rivlin RS. Magnesium deficiency and alcohol intake: mechanisms, clinical significance and possible relation to cancer development (a review). J Am Coll Nutr. 1994; 13:416-423.
  • Roberts JM. Magnesium for preeclampsia and eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:250-251.
  • Roffe C, Fletcher S, Woods KL. Investigation of the effects of intravenous magnesium sulphate on cardiac rhythm in acute myocardial infarction. Br Heart J. 1994; 71:141-145.
  • Saris N-EL, Mervaala E, Karppanen H, et al. Magnesium. An update on physiological, clinical and analytical aspects (review). Clinica Chimica Acta. 2000; 294:1-26.
  • Shils ME. Magnesium. In: Shils M, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:169-192.
  • Singh MA. Combined exercise and dietary intervention to optimize body composition in aging. Ann N Y Acad Sci. 1998 Nov 20;854:378-93.
  • Singh N, Singh PN, Hershman JM. Effect of calcium carbonate on the absorption of levothyroxine. JAMA. 2000; 283:2822-2825.
  • Sojka JE. Magnesium supplementation and osteoporosis. Nutr Rev. 1995; 53:71-80.
  • Strause L, Saltman P, Glowacki J. The effect of deficiencies of manganese and copper on osteo-induction and on resorption of bone particles in rats. Calcif Tissue Int. 1987; 41:145-150
  • Strause L, Saltman P, Smith KT, et al. Spinal bone loss in postmenopausal women supplemented with calcium and trace minerals. J Nutr. 1994; 124:1060-1064.
  • Sutherland B, Strong P, King JC. Determining human dietary requirements for boron. Biol Trace Elem Res. 1998 Winter;66(1-3):193-204.
  • Talbot JR, Guardo P, Seccia S, et al. Calcium bioavailability and parathyroid hormone acute changes after oral intake of dairy and nondairy products in healthy volunteers. Osteoporosis Int. 1999; 10:137-142.
  • Tobian L. Salt and hypertension. Lessons from animal models that relate to human hypertension. Hypertension. 1991; 17:152-158.
  • Tosiello L. Hypomagnesemia and diabetes mellitus. A review of clinical implications. Arch Intern Med. 1998; 156:1143-1148.
  • Volpe SL, Taper LJ, Meacham S. The relationship between boron and magnesium status and bone mineral density in the human: a review. Magnes Res. 1993;6:291-296
  • Wargovich MJ, Eng VWS, Newmark HL. Calcium inhibits the damaging and compensatory proliferative effects of fatty acids on mouse colon epithelium. Cancer Lett. 1984; 23:253-258.
  • Weaver CM, Heaney RP. Calcium. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:141-155.
  • Wolf RL, Cauley JA, Baker CE, et al. Factors associated with calcium absorption efficiency in pre- and perimenopausal women. Am J Clin Nutr. 2000; 72:466-471.
  • Woods KL, Fletcher S. Long-term outcome after intravenous magnesium sulphate in suspected acute myocardial infarction: the second Leicester Intravenous Magnesium Intervention Trial (LIMIT-2). Lancet. 1994; 343:816-819.
  • Zemel MB, Shi H, Greer B, et al. Regulation of adiposity by dietary calcium. FASEB J. 2000; 14:1132-1138.

Opiniones


Reseñas de los clientes
  • (225)
  • (22)
  • (3)
  • (7)
  • (5)
Escribir una opinión

Customer Images
Ver la galería
Mostrando opiniones 1 - 5 de 262

por EdgarO

  • Asesor de compras
Esta super... conveniente y me levanta con energia

el sabor es bueno, el efecto rápido, que más podría pedir...


por YuChuanC

  • Asesor de compras
Great for traveling

These packets are great for traveling, no big bottles to carry. Each packet contains what you need for the day. It's also great for people who are in a hurry in the morning. Good for old folks who do not have steady hands to measure out each little cap of the supplements from the bottles.


por LindaP

  • Asesor de compras
Perfect Traveling Companion

Having my Isotonix vitamins at the ready while traveling is very important for me. I don't want to miss a day. So these travel packets make it super easy to stay on track no matter where I go.


por TONYAG

i feel great! hooked for life!

well worth the price. easy to use. mix and match for maximum benefits. there is a combination for everyone. I now wake up free of back pain. I am back to living and loving life. LIFE CHANGING EXPERIENCE. TRY IT


por JanaK

Superior Product & Packaging Convenience

This is the easiest way to get all four supplements (vitamins) at once with very little thinking (something that is great for the early morning hours!!). It may be a little more expensive than purchasing the items separately in a larger quantity but takes the whole measuring out of the picture which I love!! Superior for traveling too!!